EL OTRO MUNDO

 

O

 

LA AMBICIÓN DESMEDIDA

Nuevo colaborador en esta ocasión para Carlos Arniches, Joaquín Abatí, al que se le considera un autor de fecunda producción, ya que estrenó hasta 120 producciones, siendo la más famosa, el monólogo de El conde Sisebuto (1899): A cuatro leguas de Pinto/ y a treinta de Marmolejo,/ existe un castillo viejo/  que edificó Chindasvinto…de grato recuerdo para muchos de nosotros. (29)

(http://villademarmolejo.es/cultura/literatura/el-conde-sisebuto/)

Joaquín Abatí (1865 – 1936) www.wikipedia.org

 

www.valenciacanta.blogspot.com

Se estrena esta obra el 12 de octubre de 1895. El nombre de este Juguete cómico, es parte del equívoco. Antes al viajar, se llevaban baúles que contenían cajas donde iba la ropa y documentos perfectamente separados. Esos baúles recibían en el nombre Baúles Mundo. Así que cuando se mandaba a alguien que te acercara el mundo, le estabas pidiendo tu baúl; dos señores podían tener sus mundos uno junto al otro; si se te caía el baúl, se te había caído el mundo… y así mil una frases ocurrentes.

 

El espectador de la época, al leer el título podía pensar que se trataba de una comedia de equívocos entre baúles; alguien habría cogido el baúl de otro y la ropa no le valdría, por ejemplo. Tampoco estaría bien descartar que el título se refiriese al “otro mundo”, “el nuevo mundo”, América. Así podría pensarse que se trataba de una obra en la que venía un “rico” desde América a España.

 

Pues bien, se van a dar ambas circunstancias, y así la hilaridad la tenemos asegurada.

 

Sigue Arniches en su cruzada contra los matrimonios convenidos, y en este caso don Cirilo Gandúlez y doña Benita, quieren casar a una de sus hijas, Casilda, con un rico hacendado de Quito, Clodomiro. Este ha sido recomendado por un amigo de don Cirilo, Julián Martínez. Además tienen otra hija, Laura, sobre la que fijará sus ojos un sobrino llamado Primitivo, que viene de Tarazona. En la casa, además viven dos criados: Matías y Manolo.

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 30

(Escena II.)

DOÑA BENITA.- ¿Oye, y Clodomiro tiene toda la fortuna en Quito?

DON CIRILO.- Toda.

DOÑA BENITA.- Pues yo en cuanto le vea le digo que la quite de Quito, no se la quiten.

En primer lugar llega Primitivo a la casa. Ha venido a Madrid a solicitar al senador don Rogelio la concesión de un ramal que una dos localidades: Mula con Villaolmeda. Para eso cuenta con la influencia de don Cirilo. Aunque su verdadera intención es pedir la mano de Laura. Primitivo no cae nada bien al matrimonio y le ponen en el peor cuarto y con los muebles viejos y roñosos.

(Escena V.)

PRIMITIVO.- Que, la verdad, yo necesito decirle a tus papás que estoy hecho un borrego desde que… vide tu belleza… y…

LAURA.- Vaya, no seas lisonjero…

PRIMITIVO.- No, no te lisonjo, no…, que es más verdá que el gallo; que te adoro, pero sin pamplinas.

DOÑA BENITA.- (Dentro.) ¡Laura!

LAURA.- ¡Chist! Me llaman… Luego hablaremos… ¡Adiós!

PRIMITIVO.- ¡Adiós, rosa mística…, flor de un día…!

 

Matías recibe a Clodomiro que se las da de gran señor suramericano. En la escena octava nos planta un monólogo en el que explica que se ha gastado los siete millones recibidos en su herencia, y que además está liado con una bailarina y tiene un hijo con ella. Según su tío, Julián Martínez, Casilda era un buen partido y tenía una gran fortuna.

 

¡Como vemos, ambas partes esperan mucho de la contraria!

 

Tras las presentaciones de rigor, Clodomiro les dice que les ha traído unos regalos de Quito, que están en el mundo. Le mandan a Matías que abra el mundo de Clodomiro y que saque una caja que está en la parte superior. Casualmente, el mundo de Primitivo está junto al mundo de Clodomiro; Matías tiene las llaves de ambos y se confunde con el otro mundo al buscar la caja con los presentes. Ante el lío, el propio don Cirilo y doña Benita acuden a buscar la caja. Todo está muy revuelto pero encuentran fotos y cartas de la bailarina y de un niño llamado Juanito. No salen de su asombro. Una está con dedicatoria: “A mi Chacho, su Chacha, que está chocha.”

Llaman a Clodomiro para que dé explicaciones, y como ve el mundo de Primitivo, les asegura que ese mundo no es el suyo, ¡que es el del otro señor!

Ya sabiendo que eran las cosas de Primitivo, las mandan meter al cuarto asignado a Primitivo; y las suyas, Matías, la mete el cuarto de Clodomiro. Todo está cambiado. Ya tenemos el lío.

En esto que llegan visitas (María Pepa y sus hijos Emilita y Luisito) y le piden a Clodomiro que se vista de forma elegante, que entre a su cuarto y que se cambie. Horror. ¡El baúl que tiene en su cuarto contiene las ropas de un señor bajito de  La Mancha!

Por más que busca, sale vestido de forma ridícula, con una americana pequeñísima y unos pantalones que le quedaban muy cortos.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 31

(Escena XVI.)

MARÍA PEPA.- ¿Y por América?

CLODOMIRO.- Corto… digo… bien, bien.

MARÍA PEPA.- Dicen que la mujer americana…

CLODOMIRO.- ¿La americana…? Corta… digo… buena… buena mujer.

MARÍA PEPA.- Pues hijo, yo tenía muchos deseos de conocer a usted. Tienen ustedes tanta fama de elegantes que aquí creemos que su elegancia es cosa del otro mundo.

CLODOMIRO.- Y es del otro mundo.

 

Entra Primitivo y se parte la caja al ver a Clodomiro tan ridículamente vestido; se acerca más y reconoce su chaqueta, sus pantalones, lo que hay en sus bolsillos… Clodomiro avergonzado, cae al suelo de rodillas pidiendo perdón y que le cubra en su mentira. Deciden pasarse unos trajes de uno a otro para tener algo adecuado que ponerse pero son cazados infraganti.

Llega la hora de ir a ver a don Rogelio y, don Cirilo le pide a Primitivo que se ponga el chaqué. Solo tiene el de Clodomiro, que le queda grande. Se lo pone y sale a escena. Risas. Así y todo les pide la mano de Laura, y ellos ponen el grito en el cielo, sabiendo que tenía relaciones con una bailarina y que además tenía un hijo con ella.

Se ve obligado a acusar a Clodomiro que es expulsado de la casa ante el llanto amargo de Casilda.

(Escena XXII.)

PRIMITIVO.- Bueno, no se apuren ustés… ¿y de lo mío, qué hay?

DOÑA BENITA.- Si fueras más elegante…

PRIMITIVO.- Pero, ¿no están escarmentados de la elegancia?

DON CIRILO.- Tienes razón. Eres un hombre honrado. Si ella te quiere…

PRIMITIVO.- Tú dirás, Laura…

LAURA.- ¡Ay, ya lo creo!

 

Primitivo también soluciona el futuro de Casilda, ya que conoce a Melanio, un amigo suyo aún más guapo y más rico, que está enamorado de Casilda desde siempre.

PRIMITIVO.- Y no se me vuelvan ustés a ambicionar con na y menos con la elegancia, que más vale un chaquetón lleno, que una levita vacía.

El juguete terminó.

Si por ventura agradó,

dadme un aplauso, señores,

para entregárselo yo

en su nombre a los autores.

 

MENSAJES DE ARNICHES

MENSAJE NÚMERO 86: Nuevamente Arniches ridiculiza las situaciones creadas por los matrimonios convenidos.

MENSAJE NÚMERO 87: Aprovecharemos las palabras de Arniches puestas en uno de sus personajes: no se me vuelvan ustés a ambicionar con na y menos con la elegancia, que más vale un chaquetón lleno, que una levita vacía.

Ahora podemos ver a un grupo amateur en este enlace en el que han cambiado el título de “El otro mundo” por el de “El otro baúl”

Gentileza de Daly’s Canal