Los mensajes de Arniches

DETALLE DE LOS MENSAJES DE ARNICHES

 

MENSAJE NÚMERO 1: La amarga queja del abandono de la Zarzuela que necesita de todas las mentes creadoras del país. (Casa editorial)

MENSAJE NÚMERO 2: La evolución natural de la Zarzuela tiene que ser hacia la Ópera española según Arniches. (Casa editorial)

MENSAJE NÚMERO 3: La verdad está oculta en el mundo y se va de él. El hombre con sus robos, chanchullos y timos no tiene solución.(La verdad desnuda.)

MENSAJE NÚMERO 4: La necedad de la inteligencia del hombre, como por ejemplo con el tabaco, que aún sabiendo que el daño al pulmón está asegurado, se jacta de la tenacidad que se puede tener por fumar sea como sea.(La verdad desnuda.)

MENSAJE NÚMERO 5: El amor todo lo puede pero se necesita una gran dosis perseverancia, aunque eso cueste que te echen a la calle.(Las manías.)

MENSAJE NÚMERO 6: la ortografía somos todos. Todos hacemos el idioma.(Ortografía.)

MENSAJE NÚMERO 7: Los timos y los chanchullos de esta nación no tienen punto final; no se acabarán nunca.(Ortografía.)

MENSAJE NÚMERO 8: Aquí se juega hasta con el gobierno. En España todo son jugarretas, algunas debidas incluso al rey, que han podido llevar la desgracia a más de uno.(Ortografía.)

MENSAJE NÚMERO 9: Los galicismos nos trufan la lengua, empobrecen el idioma. Arniches en su obra Ortografía carga contra todo lo extranjero que está invadiendo el idioma.(Ortografía.)

MENSAJE NÚMERO 10: Todos necesitamos un punto de fortuna, igual que estos jóvenes tuvieron su particular “Fuego de San Telmo” en ese incendio, y a partir de entonces todo les fue bien. (El fuego de San Telmo.)

MENSAJE NÚMERO 11: Tras analizar cinco tipos de costumbres y comparar cómo se vivían en el pasado y cómo se viven el presente de 1889, llega a la conclusión de que las costumbres se mantienen con estilos diferentes. (Panorama nacional.)

MENSAJE NÚMERO 12: El pasado reciente como periodista de Carlos Arniches, le hace ser muy reivindicativo con la labor de este sector, y quiere denunciar la persecución que sufren injustamente. Las policías han confundido su estrategia y ahora persiguen al mensajero y no al infractor, ¡persiguen al periodista! (Panorama nacional.)

MENSAJE NÚMERO 13: Ya no se galantea como antes, ya no se seduce a una mujer como antes. La degeneración del galanteo a través del tiempo es manifiesta en opinión de Arniches.(Panorama nacional.)

MENSAJE NÚMERO 14: Arniches detecta una disminución en el valor en las luchas por el honor. La degeneración de las luchas por el honor, es también manifiesta.(Panorama nacional.)

MENSAJE NÚMERO 15: Arniches, que viene de mal vivir como periodista, está recogiendo muchos beneficios con sus obras y así lo refleja. El brutal cambio de la vida de los cómicos, que antes eran prácticamente unos pordioseros ganando lo justo para vivir, frente a la situación actual de 1889, en la que disponían de grandes producciones con pingües beneficios.(Panorama nacional.)

MENSAJE NÚMERO 16: Todos tenemos algo que callar en esta vida. (Sociedad secreta.)

MENSAJE NÚMERO 17: El chulo que solo quiere conquistar para cazar y  hacer daño tan solo por su vanidad, puede verse atrapado en su propia red para siempre. (Las guardillas.)

MENSAJE NÚMERO 18: Bienaventurados los mansos, porque todos los líos se resuelvan como éste, de forma feliz y divertida. De nada sirven los duelos: nada arreglan y complican todo,  sacando lo peor de cada persona. (Calderón.)

MENSAJE NÚMERO 19: La mujer está aquí y su influencia en la sociedad es de vital importancia para todos. (Nuestra señora.)

MENSAJE NÚMERO 20: No ocultes nunca una buena acción por el qué dirán, o por ser consecuente con las buenas costumbres, ya que te puede salir caro.(Nuestra señora.)

MENSAJE NÚMERO 21: Arniches coloca en la voz del personaje masculino una reflexión machista y equivocada: No es No. Él lo toma como una buena señal y Arniches lo caricaturiza. (La leyenda del Monje.)

MENSAJE NÚMERO 22: El amor imposible reflejado en la leyenda, también puede hacerse realidad como ocurre en esta historia con Olvido y Valentín, y con Melecio y Martina.(La leyenda del Monje.)

MENSAJE NÚMERO 23: Cuando al hombre le da por hacer  atrocidades, no hay animal peor que un hombre animal. (¡Victoria!)

MENSAJE NÚMERO 24: Para Arniches las asociaciones anarquistas carecían de la más mínima seriedad. (¡Victoria!)

MENSAJE NÚMERO 25: Toda la obra gira en torno al ridículo que hace un hombre mayor enamorándose de una jovencita y echando a perder una familia como es el caso de don Evaristo. (¡Victoria!)

MENSAJE NÚMERO 26: Para ser político solo se necesita tener osadía y desvergüenza, aunque la gente piense que se precise talento y carácter. (Candidato independiente.)

MENSAJE NÚMERO 27: La ambición de los familiares empuja muchas veces a tomar decisiones a veces peligrosas. (Candidato independiente.)

MENSAJE NÚMERO 28: Las diferentes opiniones que existían sobre la necesidad de que el gobierno estuviese sometido a la voluntad del pueblo o no, no modifican un paradigma vital: en la política no debe haber amigos ni enemigos, todos son buenos. (Candidato independiente.)

MENSAJE NÚMERO 29: La abundancia de discursos políticos vacíos que van degradando a la política y a los políticos en el imaginario del pueblo sencillo, lleva sin lugar a dudas, a un distanciamiento de la gente respecto de sus políticos. Esto no beneficia a nadie.(Candidato independiente.)

MENSAJE NÚMERO 30: El político cada vez se parece más a un embustero. (Candidato independiente.)

MENSAJE NÚMERO 31: La obscenidad de la política llega al sumun cuando se proclama que el voto es libre, que se puede votar lo que cada uno quiera… ¡lo que quiera el gobierno! (Candidato independiente.)

MENSAJE NÚMERO 32: Podemos hacer mucho mal si nos dejamos llevar de la primera impresión, y creer todo lo que alguien se ha inventado sin fundamento sobre un desconocido. (Los secuestradores.)

MENSAJE NÚMERO 33: La situación de los maestros de escuela en la España de 1890 es precaria; la enseñanza está atrasada; los sueldos son bajos; los incentivos para mejorar son inexistentes; muchos maestros viven en la pobreza… Carlos Arniches se da cuenta de que sin educación no es posible levantar un país. Aquí está el meollo de todo en la vida de Carlos. (Los secuestradores.)

MENSAJE NÚMERO 34: Cómo cambiamos de opinión si uno está comprometido en el asunto o si no le implica para nada. Aquí se ve a las personas sinceras y sensatas que no modifican su parecer. (Los secuestradores.)

MENSAJE NÚMERO 35: Arniches no desaprovecha la ocasión para meterse con la clase política, en concreto, contra este alcalde. “Me han dicho que usted era una persona decente a pesar de lo de alcalde”. Fantástico retrato en una sola frase que le hace el maestro. (Los secuestradores.)

MENSAJE NÚMERO 36: La difícil vida del cómico. Siempre están venciendo las dificultades que la vida les plantea. ¡En esta ocasión la dificultad viene del más allá!  (Los Aparecidos.)

MENSAJE NÚMERO 37: Dentro de la idiosincrasia de los políticos está el engaño a sus votantes. Y pensar que seguimos, en muchos casos igual…(Los Aparecidos.)

MENSAJE NÚMERO 38: En el amor siempre hay que estar alerta, aunque las señales no sean tan claras como las campanadas de la obra. (Las campanadas.)

MENSAJE NÚMERO 39: Arniches resalta el carácter mercantilista de la Iglesia, que era capaz de pedir alimentos a cambio de indulgencias, de forma que quien más tuviera, podría disfrutar de más indulgencias que los más necesitados. (Los Mostenses.)

MENSAJE NÚMERO 40: Nuevamente Arniches, pone de manifiesto, como convivían la autoflagelación con la ruptura del ayuno en aquellos tiempos. (Los Mostenses.)

MENSAJE NÚMERO 41: El hábito no hace al monje, tal y como se ve en las peripecias corridas por estos dos personajes.(Los Mostenses.)

 MENSAJE NÚMERO 42: El poder del amor es inmenso, y es capaz de saltar los muros más altos, los tejados más nevados, y las verjas con más candados que se le enfrenten. (Los Mostenses.)

MENSAJE NÚMERO 43: La importancia del tren en la vida de las personas; te puede traer y llevar la felicidad como en el caso que nos ocupa, que a punto estuvo, aquello por lo que tanto luchó, ser la causa de su mayor desdicha.   (Vía libre.)

MENSAJE NÚMERO 44: Arniches vuelve a denunciar a los empresarios que se presentan a políticos “obligando” a sus trabajadores a votarles.   (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 45: El primer mensaje de Arniches sobre los vascos se dio en la “Leyenda del monje”, aunque de forma tangencial. Ahora incide sobre una característica de “ese país”: aquél es un país obrero. El alto concepto de Arniches sobre el País de los Vascos, sobre su capacidad de trabajo, será una constante en su vida, aunque eso no le impedirá dejar al descubierto nuestros defectos, como no podía ser de otra manera. (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 46: Arniches nos da el precio de un voto entre la clase obrera, 2,5 pts; una práctica habitual pero que él lo denuncia. ¡Bravo Bisabuelo! (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 47: Arniches insiste en la “poca vergüenza de los políticos”, una lacra para el país, para la democracia… (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 48: Arniches pone en relieve la importancia de manejar mucho dinero para poder sacar algo en política. (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 49: “Electores Morosos”, Arniches nos da otra de las claves de la política corrupta. (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 50: Arniches defiende el trabajo como la mejor opción política del obrero. (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 51: Arniches representa con tres personajes, al Comité Socialista: el Pelao, el Chaval y el Colorao. Está dándonos a entender la cantidad de gente que está dentro del aparato del partido, obsesionados con las prácticas corruptas. (Los descamisados.)

MENSAJE NÚMERO 52: Arniches nos avisa de que seamos cautos con aquellos que están a nuestro lado, nunca se sabe quién nos la puede jugar en su propio beneficio. (El brazo derecho.)

MENSAJE NÚMERO 53: Arniches nos da el dato económico de lo que costaba ser diputado: 100.000 pts., al cambio serían unos 400.000 €. Nuevamente denunciando estas prácticas. (El brazo derecho.)

MENSAJE NÚMERO 54: Arniches detesta los duelos. Tenemos datos de su participación en un duelo como padrino del ofensor (Octavio J. Peidró, 2019), y de cómo luchó denodadamente para que no se celebrara, consiguiendo la anulación del mismo. Esta lucha la va a mantener toda su vida, pero será en la obra Doloretes de 1901, cuando lo veamos más claramente escrito. (El brazo derecho.)

MENSAJE NÚMERO 55: Arniches pone de manifiesto el uso torticero de las comisiones de los diputados para los intereses personales de éstos; lo inútil del diálogo político; y lo fácil que se llegaba a las manos o a los duelos cuando no se conseguía el objetivo. (El brazo derecho.)

MENSAJE NÚMERO 56: La tristeza por la amistad perdida en las últimas palabras de don Frutos: “en vez de agradecer mi amistad, has querido explotarla”. (El brazo derecho.)

MENSAJE NÚMERO 57: Afrontar con honradez los hechos y sus consecuencias, sean las que sean.(El reclamo.)

MENSAJE NÚMERO 58: Arniches, por medio del personaje secundario de doña Sagrario, pone de relieve el interés de las mujeres solteras por llegar a casarse a cualquier precio.(El reclamo.)

MENSAJE NÚMERO 59: Por medio de Mochito, nos deja claro que el amor debe expresarse con el corazón y no siguiendo ningún libro.(El reclamo.)

MENSAJE NÚMERO 60: El comportamiento equivocado de don Darío queda patente. Arniches pone de manifiesto lo ridículo de ese autoritarismo trasnochado ya en 1893.(El reclamo.)

MENSAJE NÚMERO 61: Para convencer al gobierno de la nación de que debe dar marcha atrás en la subida de impuestos, están convencidos a “regalarles” dos quintales a cada ministro de su producto; es decir, a sobornarles. (Los Puritanos.)

MENSAJE NÚMERO 62: Arniches no quiere dejar pasar la oportunidad de avisar a los hombres que piensan abusar de sus mujeres: cuidado, eso está mal y ellas son muy capaces de daros vuestro merecido castigo. Por eso podemos decir que es la primera obra de su Etapa Feminista.(Los Puritanos.)

MENSAJE NÚMERO 63: Arniches siempre defenderá en público que el amor a su mujer, a sus hijos, a su gran familia, ha sido el motor que le ha hecho trabajar sin descanso durante 50 años, tal y como lo expresa en la última frase de la obra. Paulino dice: “…porque el amor hace trabajar.” (Los Puritanos.)

MENSAJE NÚMERO 64: La obra elige el nombre de “los puritanos” para que seamos menos exigentes a la hora de mirar quién entra en nuestra familia; lo que importa es que esté enamorado y que tenga ganas de trabajar para sacarse la vida adelante.(Los Puritanos.)

MENSAJE NÚMERO 65: Toda la obra es una advertencia a los granujas, a los jetas, a los que viven del esfuerzo de los demás, para que dejen de gorronear y de aprovecharse de personas bien intencionadas, que el castigo les llegará tarde o temprano: ¡que dejen de hacer el Pérez! (Los Puritanos.)

MENSAJE NÚMERO 66: El inicio de la obra es un claro ejemplo de lo que pensaba Arniches sobre la asociación sindical: una reunión en torno a una mesa; un nombramiento de una comisión (Silverio y Frasquito); y un soborno a los ministros para “ayudar” a cambiar una situación que consideraban injusta. Vamos, que no compartía para nada la eficacia de estas asociaciones.(Los Puritanos.)

MENSAJE NÚMERO 67: La traición a la amistad es intolerable para Arniches, y siempre tendrá su castigo, no es posible que habiendo pedido ayuda a un amigo, acabes dejando que él cargue con tu delito. (El pie izquierdo.)

MENSAJE NÚMERO 68: El riesgo del alcohol, de la juerga, de la vida desordenada, puede que te lleven a meter la pata, meter el pie izquierdo, o a que todo te salga mal.(El pie izquierdo.)

MENSAJE NÚMERO 69: El perdón lo puede todo: puede con la cobardía, con la deslealtad, con el miedo, con el error de no haber dado explicaciones en su momento. Para Arniches, el perdón es la solución de los conflictos. (El pie izquierdo.)

MENSAJE NÚMERO 70: La mofa que hace Arniches sobre las “tradiciones obsoletas” representadas por el personaje cómico del coronel. (El pie izquierdo.)

MENSAJE NÚMERO 71: Arniches va a tener una constante en su vida: el culto al trabajo. Este es el motor de su vida. El trabajo es fundamental de para mantener la familia y la dignidad, los otros dos valores de su vida. En este coro de segadores lo vemos reflejado en estas estrofas. (Las amapolas.)

MENSAJE NÚMERO 72: “Sea él tenaz y usté sea tenaza en el amor”. Para Arniches, dos personas que se quieren no deber ceder ante nada. Importante valorar cómo esta recomendación la pone en labios de un segador. (Las amapolas.)

MENSAJE NÚMERO 73: No te puedes fiar de nadie. Tú crees que das una orden a un subordinado, que como haya dinero de por medio, esto se puede convertir en una cadena de sustituciones. (Las amapolas.)

MENSAJE NÚMERO 74: Arniches siempre se ha posicionado en contra de la guerra. Esta copla que se complementa con la anterior del coro de Mozos y Mozas, lo deja bien claro. (Las amapolas.)

MENSAJE NÚMERO 75: La obra entera es una denuncia del matrimonio de conveniencia. Arniches no puede detestar más esas prácticas que no hacían sino arruinar el amor de muchos jóvenes y envilecer después las relaciones con sus padres. (Las amapolas.)

MENSAJE NÚMERO 76: Arniches, en la voz de Miguela se vuelve a oponer al matrimonio concertado por los padres. Para reafirmarlo pone en boca del tío Cacharro un parlamento ridículo. (Tabardillo.)

MENSAJE NÚMERO 77: Arniches emplea por segunda vez la broma del verbo querer. Lo hizo en su obra en solitario llamada “Nuestra señora”. Es como una queja contra el idioma, que ofrece esta doble opción del verbo querer como la de desear algo y la de amara alguien, y la dificultad que esto implica para las personas menos instruidas. (Tabardillo.)

MENSAJE NÚMERO 78: Arniches considera un héroe a Candelario, el confitero. Cualquiera que participe en una guerra es un héroe debido al valor que debe mostrar para superar tanto horror. (Tabardillo.)

MENSAJE NÚMERO 79: Siguiendo la tesis de Francisco José Rosales Nodales, de las 94 zarzuelas escritas sobre este episodio histórico, sólo hay una cómica: Tabardillo. En su opinión es un intento de Arniches por desmitificar los hechos de 1808. (Página 25.) (24) (Tabardillo.)

MENSAJE NÚMERO 80: Otra característica desatacada en esa tesis es la demostración del desapego de las riquezas que tenían los guerrilleros para salvar a la patria. (Página 206.)(24) (Tabardillo.)

 MENSAJE NÚMERO 81: Para finalizar destaca cómo el amor puede ser en el caso de Toñico, un acicate para ser más valiente aún en el combate. (Tabardillo.)

MENSAJE NÚMERO 82: Tras leer esta zarzuela se puede considerar a Arniches como el antimilitarista número uno. Ridiculiza al ejército, a sus ejercicios, a sus mandos y a sus soldados. (El Cabo Primero.)

MENSAJE NÚMERO 83: Arniches denuncia la corrupción entre la clase médica con tal de obtener prebendas. Vamos, como ahora.( El Cabo Primero.)

MENSAJE NÚMERO 84: Arniches hace una crítica a la comida en el ejército. El rancho nunca ha sido lo mejor del ejército y él lo sabía. (El Cabo Primero.)

MENSAJE NÚMERO 85: Como en otras ocasiones, Arniches es partidario de que los enamorados aguanten contra todo con tal de que su amor salga adelante.  (El Cabo Primero.)

MENSAJE NÚMERO 86: Nuevamente Arniches ridiculiza las situaciones creadas por los matrimonios convenidos. (El otro mundo.)

MENSAJE NÚMERO 87: Aprovecharemos las palabras de Arniches puestas en uno de sus personajes: no se me vuelvan ustés a ambicionar con na y menos con la elegancia, que más vale un chaquetón lleno, que una levita vacía. (El otro mundo.)

MENSAJE NÚMERO 88: Arniches nos da una pincelada de cómo las convicciones políticas pueden cambiar según el poderoso caballero don dinero. (El Príncipe Heredero.)

MENSAJE NÚMERO 89: Arniches pone en solfa todo el sistema político español, desde el presidente de gobierno, pasando por los ministros y llegando hasta los ayuntamientos. Es la primera vez en la que se ríe claramente de los políticos con tanto detenimiento. (El Príncipe Heredero.)

MENSAJE NÚMERO 90: La victoria de los salvajes tanto ante un hermano como ante otro, está hablando muy mal de la colonización de los europeos sobre los africanos. (El Príncipe Heredero.)

MENSAJE NÚMERO 91: La avaricia rompe el saco. Un republicano que lo tenía todo, que podía dedicarse a su familia y a su política con su partido de siempre, tiene que dejarlo todo en pos de una fortuna, una monarquía y la avaricia de tener más dinero, más poder, más títulos… (El Príncipe Heredero.)

MENSAJE NÚMERO 92: La figura repudiada de Aniceto desde el inicio de la obra, resulta vital para la salvación de todos. Arniches resalta con este hecho la importancia de no despreciar a nadie ni por su condición ni por sus ideas políticas. (El Príncipe Heredero.)

MENSAJE NÚMERO 93: Arniches denuncia la práctica habitual de los padres autoritarios sobre el futuro matrimonial de sus hijas, pero al mismo tiempo demuestra la hipocresía de algunos que toleran para los demás lo que no soportan para sus hijas. (El coche correo.)

MENSAJE NÚMERO 94: Denuncia expresa del mal estado del transporte en diligencia en la época de 1896. La diligencia o coche tirado por mulos era un auténtico peligro para la integridad de sus pasajeros. Lo curioso es que lo compara con el ferrocarril por lo malo que era éste también. (El coche correo.)

MENSAJE NÚMERO 95: El valor de la mujer es para Arniches el motor fundamental para acabar con la lacra del autoritarismo de los padres. (El coche correo.)

MENSAJE NÚMERO 96: Arniches denuncia la falta de devoción de los actos religiosos, empleados en muchas ocasiones, como el único momento de interrelacionar con el sexo opuesto. La hipocresía de una sociedad mojigata y falsamente recatada que obligaba a torcer la verdadera intención de actos religiosos, y los convertía en meras exposiciones de lujo y vanidad. (Las malas lenguas.)

  MENSAJE NÚMERO 97: La envidia a la forastera. Este llegará a ser el tema de dos de sus obras futuras: La villa heroica (1921) y El pecado de ser guapa (1943). En ambos casos se expulsará a la forastera del pueblo acusándola de los peores comportamientos que uno pueda imaginar.(Las malas lenguas.)

MENSAJE NÚMERO 98: En un matrimonio lo más importante es que no se viva separado. (Las malas lenguas.)

MENSAJE NÚMERO 99: Las malas lenguas, la difamación es un mal endémico en la población de los pueblos. La gente es difamadora y además no tienen solución. (Las malas lenguas.)

MENSAJE NÚMERO 100: Arniches detesta el juego y las ganancias del mismo, siempre ha defendido que el trabajo es la única manera de conseguirlo y que todo lo demás solo trae dolor.   (El JEFE DEL MOVIMIENTO.)

MENSAJE NÚMERO 101: El ridículo de los viejos, que no aceptan que su tiempo ha pasado, y se mantienen asediando a jóvenes que no les corresponden y con eso, no consiguen nada, solo  destrozar sus matrimonios por la infidelidad. (EL JEFE DEL MOVIMIENTO.)

MENSAJE NÚMERO 102: Ridiculiza nuevamente a las asociaciones anarquistas. (EL JEFE DEL MOVIMIENTO.)

MENSAJE NÚMERO 103: La visión que nos traslada de la separación de funciones por sexos en el campo es muy estricta. Los hombres sirven para unas tareas y las mujeres para otras. Se complementan y se echan de menos cuando falta uno de los dos. Vivir sin uno de los dos era duro y muy poco frecuente.(LAS PELUCONAS.)

MENSAJE NÚMERO 104: La honradez siempre tiene la recompensa, como en este caso, que el cuidado desinteresado de un niño reporta una herencia sustanciosa. (LAS PELUCONAS.)

MENSAJE NÚMERO 105: Para lograr una reinserción de alguien en la sociedad, es necesario que la propia sociedad perdone al delincuente y además le proporcione trabajo. (Los bandidos.)

MENSAJE NÚMERO 106: Arniches defiende un amor comprometido de ambos cónyuges con su pareja, y no lo presenta como una condena, una esclavitud y una pérdida de felicidad. (Los bandidos.)

MENSAJE NÚMERO 107: El arrepentimiento exige la reposición del mal realizado. Aquí el ladrón arrepentido quiere devolver lo robado. Este concepto es fundamental para recibir el perdón de la sociedad. (Los bandidos.)

MENSAJE NÚMERO 108: Arniches resalta la capacidad de enamorar que puede tener un hombre por las cosas que dice y los detalles que tiene, aunque tal y como él lo define:”sea feo y desgarbado”. (La banda de trompetas.)

MENSAJE NÚMERO 109: Arniches vuelve al ataque contra los matrimonios convenidos. (La banda de trompetas.)

MENSAJE NÚMERO 110: Las apariencias no traen más que disgustos y pérdida de oportunidades. (Los conejos.)

MENSAJE NÚMERO 111: Arniches no sólo desprecia la vida de apariencias sino que además, resalta que si la vida de un futuro matrimonio se inicia y se fundamenta en una mentira, el resultado será nefasto. (Los conejos.)

MENSAJE NÚMERO 112: Los que más engañan aparentando lo que no son, sin embargo, son los que más expresan su ira al ser engañados.(Los conejos.)

 MENSAJE NÚMERO 113: De una manera sutil, Arniches nos dice que para conseguir trabajo hay que dorar la píldora al jefe, tal como le recomendaban Manuela y Vicentina a Agapito Pérez. (Los conejos.)

MENSAJE NÚMERO 114: Las bodas con hombres mayores y mujeres jóvenes son una constante en las críticas de Arniches. La aceptación de la edad de cada uno, es en esta etapa, de gran importancia para él. (El plan de ataque.)

MENSAJE NÚMERO 115: La culpa de todo esto la tiene la “picara” política. Don Prudencio es un catalán que no quiere irse ni con uno ni con otro. (El plan de ataque.)

MENSAJE NÚMERO 116: El coraje de las mujeres puede ser mucho más fuerte que el de los hombres, que si no tienen un arma en las manos no saben dilucidar sus diferencias. (El plan de ataque.)

MENSAJE NÚMERO 117: Arniches pone de manifiesto una circunstancia habitual en el mundo del trabajo: se daban las parejas de hecho. La unión de dos familias tocadas por la necesidad, la desgracia o el desamparo… ¿Cuánto tiempo costó que las estrictas normas de la sociedad admitiera y legislara esta situación…? (El Arco Iris.)

MENSAJE NÚMERO 118: Arniches tiene un lema en su vida: “no quiero más dinero que el de mi trabajo”. Este lema que está escrito por primera vez con 31 años lo mantendrá hasta el final de su vida con 77 años. Lo transmitirá a sus hijos, y sus hijos a nuestros padres, y éstos a nosotros, y ahora yo os lo transmito a vosotros. (El Arco Iris.)

MENSAJE NÚMERO 119: Arniches, aunque muy tolerante con las costumbres de todos, defiende el matrimonio como un elemento de unión de la sociedad y que favorece el progreso de la misma.(El Arco Iris.)

MENSAJE NÚMERO 120: Arniches nuevamente está situándose contra el matrimonio de conveniencia. Aquí los padres no piensan en lo mejor para su hija, sino que están pensando en sus ideas políticas. Esto es el colmo para Arniches.(Los Camarones.)

MENSAJE NÚMERO 121: Arniches expresa claramente su postura en este caso: ni va con los conservadores, ni va con los liberales; prefiere la posición autonomista de Pí i Margall; hacia la descentralización administrativa. Arniches un visionario de la política actual. (Los Camarones.)

MENSAJE NÚMERO 122: Arniches denuncia a las grandes celebridades médicas de la capital que abusan de su fama y se aprovechan de la ignorancia de la gente para obtener pingues beneficios. (Los Camarones.)

MENSAJE NÚMERO 123: La solución a los problemas no se consigue mediante engaños y farsas, sino por enfrentarse a ellos como hace Arturo al final de la obra. (Los Camarones.)

MENSAJE NÚMERO 124: Arniches nos presenta el máximo exponente del amor entre dos hombres representado por la actitud de Andrés hacia Ernesto: se expone a perder la vida por su amigo. (La Guardia Amarilla.)

MENSAJE NÚMERO 125: Se deja clara la postura que habitualmente se tenía por normal en el ejército, que era guerrear y enamorar al máximo número de mujeres, sin importar el daño que se hiciera a éstas. (La Guardia Amarilla.)

MENSAJE NÚMERO 126: El mal endémico en España: nunca dudarán en matar a los suyos con tal de obtener provecho propio. Españoles contra españoles. La codicia en primer lugar. La división desde 1580 hasta 1936. Sin tregua. (La Guardia Amarilla.)

MENSAJE NÚMERO 127: La traición llega a las más altas esferas del ejército, siendo un fiel reflejo de las actitudes de los tres bandoleros. (La Guardia Amarilla.)

MENSAJE NÚMERO 128: El final feliz de Ernesto y Margarita es un ejemplo de la perseverancia en el amor. Andrés sin embargo rechaza a Magdalena, parece que es debido a que todo su amor es por Ernesto y no puede querer a nadie más. Si a esto añadimos que el actor que encarnó a Ernesto en la noche del estreno fue una mujer… Tenemos ante nosotros la duda más que razonable del tipo de amor que se nos está presentando, y de cómo Arniches, era capaz de burlar las estrictas normas morales de la época para lanzar el mensaje que le interesaba. (La Guardia Amarilla.)

MENSAJE NÚMERO 129: Arniches no soporta esta burla sobre las mujeres que ejercen los chulos de los barrios bajos, y los ridiculiza para que sean la mofa del público. Secundino será un conquistador pero es un inculto y además no lo sabe, que es lo peor de un ignorante: no saberlo. (El Santo de la Isidra.)

MENSAJE NÚMERO 130: Arniches cuenta a través del zapatero filósofo, señor Eulogio, la metáfora del amor en el mundo y la zapatería. El amor tiene un componente de riesgo inevitable, también requiere cintura para “amoldarse”, y exige valor para comprometerse y ser fiel. Todo está contenido en esta metáfora. (El Santo de la Isidra.)

MENSAJE NÚMERO 131: Arniches aprovecha estos diálogos de chulos para dejarles en ridículo por su falta de peso y profundidad. El chulo es una constante en las obras de Arniches que no pierde oportunidad para ridiculizarlo. (El Santo de la Isidra.)

 MENSAJE NÚMERO 132: La obra en su conjunto muestra la victoria del amor paciente y desinteresado. El amor que no desfallece ante lo largo de la espera. El amor respetuoso. El amor valiente que hace valiente a quien no lo era, porque es capaz de “dar el estirón” para defenderlo. (El Santo de la Isidra.)

MENSAJE NÚMERO 133: Arniches detesta estas historias de hombres que abandonan a sus mujeres. Denuncia la falta de lealtad y compromiso.(La Fiesta de San Antón)

MENSAJE NÚMERO 134: El maltrato a la mujer es algo que Carlos Arniches está constantemente denunciando. La novedad aquí es el otro lado: la mujer maltratada que acepta ese rol y que lo que sabe es que no puede evitarlo. Ahora, hoy en día, estudiamos como empoderar a la mujer para que tenga armas que le permitan detectar el error en su percepción de la realidad, revelarse y salir de ese círculo. Arniches detecta con tan solo diez años de profesión, una realidad a la que no se le ha puesto remedio hasta nuestros días. ¡Arniches nos saca 120 años de ventaja! (La Fiesta de San Antón.)

MENSAJE NÚMERO 135: Identifica Arniches una serie de características de la mujer maltratada y que no es capaz de poner una denuncia:

  • El cariño de su hombre lo entiende como una posesión, y no acepta que lo pueda tener otra mujer.
  • El cariño lo ha logrado en dura batalla.
  • Querer a otra persona es humillarle a ella.
  • Posesión del ser amado. No hay proceso reflexivo de lo que me da, sino que por su posesión yo soy feliz, independientemente de que me pegue.
  • Nunca será para otra mujer mientras ella viva.
  • Renunciar a él es renunciar a su honra.
  • Renunciar a él es romperse el alma en dos pedazos… (La Fiesta de San Antón)

MENSAJE NÚMERO 136: Impresionante declaración de Arniches en contra de los hombres maltratadores por boca de Eusebio.(La Fiesta de San Antón.)

MENSAJE NÚMERO 137: Arniches hace un compendio de cómo obtener réditos de nada. Se denuncia la práctica más torticera de los timadores que quieren timar a los políticos… que son a su vez otros timadores. (Instantáneas.)

MENSAJE NÚMERO 138: Arniches describe de forma magistral lo que tantos han intentado: el flechazo. Ese repaso de sensaciones que afloran en un instante en la persona de un joven cuando ve por primera vez a su amada. Da gusto releerlo: “To me  se hizo negro…” (El último Chulo.)

MENSAJE NÚMERO 139: Los estereotipos que nos formamos discriminando de antemano a las personas son claramente perjudiciales. Para un leonés, maragato de pura cepa, se le podía hacer muy cuesta arriba que su hijo tuviese relaciones con una madrileña, pero lo que verdaderamente importa son las personas, no las etiquetas con las que nos lleguen a nosotros. (El últimoChulo.)

MENSAJE NÚMERO 140: Arniches hace una sátira denunciando el exceso de horas de trabajo en medio del esperpento de propuesta de Doroteo. Algo de verdad hay en cada cosa: que los trabajadores trabajaban demasiadas horas; y que los comités socialistas pedirían casi el no trabajar. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 141: Arniches denuncia a los que afirman que ninguna mujer vale lo que valen los amigos y la taberna. Además pone en valor los matrimonios que se quieren a rabiar sin que nada los pueda romper. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 142: Arniches define perfectamente cómo un hombre puede estar obsesionado con la conquista de una mujer, ama su victoria sobre ella, no le ama a ella. Es la visión del macho dominante que cosifica a la mujer. Estos hombres arrastran una conducta patológica que es fundamental identificar en su más tierna infancia. Identificar estos comportamientos y reconducirlos evitará tragedias a futuro. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 143: Arniches deja claro que el rechazo de una mujer a un hombre debe ser por lo que ese hombre le transmite. Si eso trae consecuencias, habrá que hacerlas frente, como en este caso, en el que la mujer sabe que si lo rechaza se puede exponer a lo peor en el mundo: el alejamiento de su hijo. Puede perderlo todo pero se mantiene firme. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 144: “Con energía y dignidad varonil”. Las acotaciones de Arniches para que los actores y actrices sepan darle la emoción que él buscaba a cada texto, son maravillosas. En este caso, Arniches está abogando por la igualdad en la fuerza de expresión de ambos sexos. Quiere elevar a la mujer al mismo nivel del hombre. Para que se entienda en aquél año 1899, en el que la mujer estaba creciendo pero aún por debajo del hombre, este autor, avanzado para su tiempo, reivindica la fuerza de la mujer y acota el texto de forma inequívoca: “con la máxima dignidad y energía”.(La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 145: Arniches insiste en la constancia de los depredadores de hembras. No van a cejar en su empeño hasta llegar a l final. ¡Está en su naturaleza! (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 146: Arniches coloca a Doroteo como brazo ejecutor de una justicia de paz. ¡No puede permitir que se roben todos los ahorros de la alegría del pobre! Recalca esa hora miserable de descanso, diminuto descanso entre las miles de horas de peligro y trabajo. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 147: Que no manche el odio la alegría del trabajo. Esta máxima la defenderá toda su vida Carlos Arniches. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 148: La inevitable conexión de los trabajos peor remunerados con el alcoholismo de los trabajadores. (La Cara de Dios.)

MENSAJE NÚMERO 149: Queda clara la situación en las comunidades de vecinos donde todo el mundo conocía los horarios y acciones de los demás…, todos menos el marido cornudo claro. (El Escalo.)

MENSAJE NÚMERO 150: Presenta a la policía con un grado de analfabetismo extraordinario. Policía poco formada y poco instruida. (El Escalo.)

MENSAJE NÚMERO 151 Aprovecha el equívoco con el apellido Chiripa, para continuar con la burla sobre la “eficacia” de la policía. (El Escalo.)

MENSAJE NÚMERO 152: Los mensajes equívocos que se lanzan a la juventud: primero se les dice que no al baile, ellos se las ingenian para ir a escondidas; después se les dice que está bien. ¿Cuál es el criterio para el cambio? Uno mismo, si podemos pasárnoslo bien, pues no prohibimos, nos unimos a la fiesta. (El Escalo.)

MENSAJE NÚMERO 153: Humorada la de esta obra que además de divertir ha querido ser una sátira sobre la policía y su capacidad de descubrir robos de chiripa y sobre las costumbres y su falta de consistencia, como que deba montarse un  número así para poder dar a conocer la existencia de un noviazgo. (El Escalo.)

MENSAJE NÚMERO 154: La actitud de Mariuca es perniciosa, quiere alcanzar un objetivo causando daño a otra persona; conseguir algo por medio de la mentira no es un buen planteamiento. (María de los Ángeles.)

 MENSAJE NÚMERO 155: Arniches y sus valores: La barca, la mar, Dios, el amor…; el trabajo lo soluciona todo: ¡el trabajo es la fortuna! (María de los Ángeles.)

MENSAJE NÚMERO 156: La actitud final de Romualdo animando a “amansarse” a Higinio es digna de alabanza. El perdón todo lo puede y es la mejor solución para los problemas. (María de los Ángeles.)

 MENSAJE NÚMERO 157: El no al matrimonio de conveniencia es universal en Arniches, bien en los pueblos bien en las ciudades; nada justifica que se coarte la libertad de las hijas a elegir su futuro. (María de los Ángeles.)

MENSAJE NÚMERO 158: Para Arniches el carácter y la bravura de las madres es algo ejemplar y que saca mucha ventaja a los hombres. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 159: La figura de Manolo queda retratada para Arniches como lo peor de la sociedad: aquellos que viven sin trabajar y que además quieren seguir haciéndolo a cualquier precio. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 160: La voz de mando que anula la personalidad del hijo, la voluntad del hijo… Es un juego peligroso que puede explotarle en la cara. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 161: No hay bienestar que se compare al que da la alegría del cariño verdadero. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 162: ¡El hambre se espanta con trabajo! (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 163: La gloria se puede alcanzar en la vida si hay amor, aunque sea en la pobreza. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 164: La curación de Amparo debía llegar desde el interior de ella misma. Esa es la única manera de superar las crisis: haciéndoles frente. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 165: El cariño puede más que todo. (Sandías y melones.)

MENSAJE NÚMERO 166: Espectacular visión de lo que ha sido el siglo XIX, y clarividente expresión de lo que será el siglo XX: “si de tantos obstáculos no triunfas, cuando de aquí a cien años te releven, habrán de echarte, como a mí, la culpa.” (El siglo XIX.)

MENSAJE NÚMERO 167: Arniches describe perfectamente la dificultad de europeización de la sociedad española tanto la rica como la pobre. (El siglo XIX.)

MENSAJE NÚMERO 168: Arniches ridiculiza las huestes liberales sobre todo en la figura de sus mandos cobardes, que mandan a la muerte a los soldados quedándose ellos a resguardo. (El siglo XIX.)

MENSAJE NÚMERO 169: Como siempre ocurre con el cambio de año, y aquí aún más, con el cambio de siglo, los buenos deseos son claros, pero Arniches alerta del miedo que le dan las potencias armadas hasta los dientes… No se equivocó el bisabuelo. (El siglo XIX.)

MENSAJE NÚMERO 170: Arniches cuenta la “estratagema” de una mujer joven que quiere salir adelante en un mundo de depredadores. Se apoya en la familia. Genera un tío, un pariente. La familia es sagrada para Carlos Arniches. Denuncia una realidad: la mujer sola lo tiene muy difícil para salir adelante. Esto, que nadie lo había visto antes, es denunciado por él; lastimosamente, lo único que ha pasado a la historia ha sido el refrán inventado por Carlos Arniches. (El tío de Alcalá.)

MENSAJE NÚMERO 171: Arniches pone de manifiesto las dificultades económicas que se pasaban antes cuando, con un oficio como el de modista, se intentaba una por sí misma, salir adelante. (El tío de Alcalá.)

MENSAJE NÚMERO 172: Quien tiene un tío en Alcalá, ni tiene tío, ni tiene ná. Quien se inventa un familiar poderoso que vive lejos para conseguir algún propósito, al final no tiene nada y no consigue nada. (El tío de Alcalá.)

MENSAJE NÚMERO 173: La verdad no mata a nadie; el engaño es el que mata.(Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 174: Impresionante mensaje de amor verdadero: el amor de los abuelos. Carlos Arniches estaba experimentando este amor de su madre hacia los cuatro nietos que ya habían nacido, aún faltaba un año para que naciera Rosario. La fuerza del amor que les hace mantenerse vivos hasta que llegue el nieto y con su mano cierre sus ojos para siempre. El trabajo bien hecho hasta el final. La aceptación del final de cada uno. ¡Un hombre íntegro Carlos Arniches! (Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 175: Arniches nos explica, cómo en su tierra, la comunidad está formada por personas que se preocupan unas de otras, que cultivan para todos, y que si se pierde algo, lo pierden todos. Recordarán el año que vino Visentico “como el año que nos quedamos sin sebollas”. (Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 176: Espectacular fuerza del último verso de un anciano. La fuerza de los años. La fuerza de la vida. Se enfrenta a la juventud traidora. Se abre a los compañeros de fatiga, a la Virgen cuidadora. (Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 177: ¡Cuidado con meter a todas las mujeres en el mismo saco! Arniches deja claro que esas expresiones machistas no tienen cabida sin contestación en su teatro. (Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 178: Momento álgido esperado por Arniches desde que tenía 11 años. Ahora con 35 años, puede hacerle cantar a Carmeleta ese amor de mujer apasionada que él no recibió siendo niño.(Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 179: Arniches nos desvela algo mejor que un duelo. Arniches odia los duelos, tal y como se ve en sus obras. Además actuó como padrino, en al menos dos ocasiones, logrando evitar que se celebren. Ahora va a descubrirnos cómo resolver estos conflictos. Va a emplear las habilidades de las que alardean los jóvenes con los toros en las fiestas para que el vencedor se quede con ella. No hay que olvidar que el baile es una reminiscencia del cortejo que hacen los animales antes del emparejamiento, y que muchas veces implica la pelea entre machos. Hay una especie de antílopes enanos que solo se intimidan. No se tocan. Gana el que intimida mejor. (Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 180: Arniches deja sola en la escena a Doloretes, llorando. La soledad y el abandono como el castigo a la infelicidad.(Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 181: Cómo superar una traición. Nunca recurrir a la violencia. Hay otros caminos, otros medios, y sobre todo reconocer a las personas que nos han traicionado para no volver a tener relaciones con ellas. (Doloretes.)

MENSAJE NÚMERO 182: En broma o en serio, no debemos acudir a supersticiones para ganar dinero en los juegos como la lotería. Arniches denostaba estos juegos y esta forma de hacer dinero. (Los niños llorones.)

MENSAJE NÚMERO 183: ¡Ningún kg llega a tres cuartos! Esa práctica habitual de no hacer las cosas correctamente, también queda plasmado en la obra de Arniches. (Los niños llorones.)

MENSAJE NÚMERO 184: Arniches deja claro como el timador, seguirá siendo timador toda su vida. Éste, no ha escarmentado con la ira de don Gregorio, ni escarmentará, y seguirá timando a sus conocidos hasta el final. (Los niños llorones.)

MENSAJE NÚMERO 185: La demoledora frase de Milagros a Bernardino – No quiero nada con niños- nos da la necesaria entereza que hay que tener para comprometerse con una mujer y formar una familia. Nada de juegos de niños. (Los niños llorones.)

MENSAJE NÚMERO 186: En cuestión de dinero, nunca debemos fiarnos de nadie que no conozcamos perfectamente, y aún así, puedes tener disgustos. (Los niños llorones.)

MENSAJE NÚMERO 187: En esta obra se muestra la enorme belleza de las flores, plantas y la naturaleza, pero se nos hace caer en la cuenta que solo el trabajo asiduo, en el entusiasmo y en la constancia está el triunfo. (Plantas y Flores.)

MENSAJE NÚMERO 188: Arniches aboga por el consentimiento del amor entre los jóvenes como mejor argumento para acabar con el odio eterno entre las dos familias.(La muerte de Agripina.)

MENSAJE NÚMERO 189: La difícil vida de los dramaturgos y de los cómicos queda representada por Domingo Díaz, Agapito Gorondo Quintiliano, que sufren representaciones con tan solo dos espectadores.(La muerte de Agripina.)

MENSAJE NÚMERO 190: La envidia es el alma mala de las personas y tiene su pago en esta misma vida.  (La Divisa)

MENSAJE NÚMERO 191: El matrimonio debe ser dulce, agrio, fresco y sabroso”, como un gazpacho andaluz, que alivia el calor, refresca el cuerpo, entona, alegra y lo que es más importante ¡te quita el hambre pero no te harta! (Gazpacho Andaluz)

MENSAJE NÚMERO 192: Los políticos son unos trastos. Sirven para poco. (Gazpacho Andaluz)

MENSAJE NÚMERO 193: La culpa no es del vino. La culpa es de la gente que toma vino y pierde el control. (Gazpacho Andaluz)

MENSAJE NÚMERO 194: Para que un matrimonio funcione deben acercarse el uno al otro en cuanto a gustos y costumbres y hacerlos suyos. (Gazpacho Andaluz)

MENSAJE NÚMERO 195: Arniches pone un primer punto de atención en la diferencia de libertad de comportamiento que los españoles observaban en su vecina Francia. (San Juan de Luz)

 MENSAJE NÚMERO 196: La extorsión no es la mejor manera de alcanzar nuestros propósitos, tal y como les ha ocurrido a Mimí y a Pepita en esta historia. (San Juan de Luz)

MENSAJE NÚMERO 197: La frivolidad en el matrimonio y en el noviazgo no es lo más adecuado para el mantenimiento de la pareja, así que no te la juegues. (San Juan de Luz)

 MENSAJE NÚMERO 198: La actitud cambiante de Faustino, nos enseña que nadie es quién para exigir nada a los demás, no vaya a ser que no sea capaz él mismo de cumplir, como le ocurre a Faustino: primero rebaja el nivel moral de Agapito por caer ante las dos mujeres, y después cae el mismo y en la misma trampa. (San Juan de Luz)

MENSAJE NÚMERO 199: El amor es ciego al físico de cada uno. Carmen, que ha tenido muchos novios ve a José Antonio como un modelo. Nada comparable con su hermano. El autor define a éste como un tipo feísimo y abrutado. Todo eso no lo ven los ojos del amor de Carmen. (El puñao de rosas.)

MENSAJE NÚMERO 200: Arniches define el amor: con tener un cariño verdadero, lo mejor del mundo ya se tiene. Para Arniches el amor verdadero es el motor para las personas. (El puñao de rosas.)

MENSAJE NÚMERO 201: La actitud de la pareja Pepe-Rosario es completamente reprochable. No se puede jugar con los sentimientos de nadie por muy Tarugo que sea. (El puñao de rosas.)

MENSAJE NÚMERO 202: La máxima expresión del amor que siente Tarugo hacia Rosario le impele a ejecutar sus deseos aunque tenga que transgredir leyes divinas o humanas. No le importa hacer un pecado mortal contra la Virgen si es por ella; no le importaría asesinar a un hombre si es por ella. El amor es un motor tan poderoso que puede nublar nuestras acciones. (El puñao de rosas.)

MENSAJE NÚMERO 203: Espectacular declaración de intenciones. Pepe está buscando la fuga con Rosario para su nido de amor y en cuanto hay una mínima resistencia o recelo por parte de Rosario, aparece el “tirano” que lleva dentro: “Ya lo esperaba: mujer al fin y al cabo, y como todas falsa.” Arniches denuncia esta dualidad en los terratenientes, no sólo consideran como de su propiedad a todo ser humano que trabaja en sus tierras, sino que además, ya presuponen que la mujer es de usar y tirar, que son todas falsas. (El puñao de rosas.)

MENSAJE NÚMERO 204: El valor demostrado por Tarugo enfrentándose al amo, al capataz, al señorito, es el valor que los trabajadores deben hacer acopio para poder cambiar las “normas” medievales que daban prebendas a los ricos y poderosos. La victoria de la sencillez y la humildad sobre la soberbia y riqueza. (El puñao de rosas.)

MENSAJE NÚMERO 205: Arniches da un valor especial a los más pobres con un grado de generosidad sin límites. Tal y como veremos, estos “golfillos” se consideran por encima de las madres avergonzadas por tener un hijo estando solteras, además de pensar que la Inclusa no es una buena solución para los niños abandonados. (Los granujas.)

MENSAJE NÚMERO 206: Arniches vuelve a defender a la mujer, en este caso a la madre soltera, a la madre sin marido, sin compañero. Sólo comete un error: desembarazarse de su hijo. Se da cuenta, reacciona y reconoce su falta, que no es otra que haber consentido en abandonarlo. ¡La deshonra es no cuidarlo! (Los granujas.)

MENSAJE NÚMERO 207: Que lección le da el granujilla a Marcelino de lo que es ser “hombre”. Impresionante: (Los granujas.)

                                           Quien jura falso cariño

                                           y deja sin padre a un niño

                                           y sin honra a una mujer,

                                           y cuando llorar la vio

                                           con la criatura en el pecho,

                                           no se arrancó por derecho

                                           y la dijo: “¡Aquí estoy yo!”

                                           ¡Ese no merece ya

                                           que de hombre le den el nombre,

                                           porque ni es honrao ni es hombre.

 

MENSAJE NÚMERO 208: Arniches define la amistad de los hombres rudos de la mar, que se convierte en amor paterno – filial: -“la amistad se agarra en duro”-; toda la sabiduría del marino viejo es transmitida al hijo que nunca tuvo, y todas las experiencias vividas juntos afianzan ese amor. (La canción del náufrago.)

MENSAJE NÚMERO 209: Arniches escribe la frase más hermosa que se puede decir entre marineros: “Andrés, haz rumbo acá y suelta lastre al abrigo de este peñasco hecho a temporales.” Nadie podía expresar mejor la amistad: cuéntamelo todo y conmigo estará a buen recaudo. (La canción del náufrago.)

MENSAJE NÚMERO 210: El poema deja claro el comportamiento honrado del enamorado en comparación con las estrellas y con el mar. Su corazón es duro como las peñas, y la mar se romperá en él. Su amor es brillante como las estrellas y aguantará los nubarrones que tenga que aguantar; ¡siempre acabará brillando! (La canción del náufrago.)

MENSAJE NÚMERO 211: En este poema en prosa Arniches expresa con claridad meridiana el círculo infernal en el que se ve envuelto el alcohólico, el borracho… Todo no lo quita el vino, nos quita las penas, muchas o pocas, y nos quita la esperanza, la lucidez y el futuro. Excelente retrato de una patología más frecuente de lo que imaginamos en nuestro entorno. (La canción del náufrago.)

MENSAJE NÚMERO 212: Arniches pretende con esta copla prevenir contra lo que va a pasar. El amor que nace de los celos no es un buen compañero de vida. (La canción del náufrago.)

MENSAJE NÚMERO 213: Arniches está describiendo en este poema el amor y el miedo de dos amantes que saben que han cometido un asesinato para poder estar juntos. El amor junto con el miedo no es un verdadero amor. No llegará a buen puerto. (La canción del náufrago.)

MENSAJE NÚMERO 214: Cuando Arniches pone en boca de mequetrefes, viejos verdes, ligones y demás fauna despreciable, frases categóricas sobre la mujer, siempre lo hace con un afán de demostrar lo equivocado del planteamiento. Cuando la mujer pega, significa no. Ya lo conoció Valentín cuando recibió el bofetón de Martina, la bermeana, en la Leyenda del Monje (página 88.) (El terrible Pérez.)

MENSAJE NÚMERO 215: Arniches cuenta con 37 años y cinco hijos pequeños. Su posición ha cambiado, ahora deja de amedrentar en sus obras a los chulos, a los que hacían daño a las mujeres pobres a quienes “chuleaban”, para centrarse en los viejos que no aceptan su verdadera edad, y que siguen pensando en lograr mujeres como trofeos. Aquí, además, se vanagloria del daño que va a hacer a la mujer conquistada. Lo peor de lo peor para Arniches. (El terrible Pérez.)

MENSAJE NÚMERO 216: Arniches finaliza la obra con un escarmiento al libertino quien promete no volver a dirigirse en su vida a ninguna mujer casada. La importancia de la estabilidad del matrimonio para Arniches es capital. (El terrible Pérez.)

MENSAJE NÚMERO 217: El trabajo es lo que hace a los hombres buenos; una máxima en la vida de Carlos Arniches. Todo este cuento está escrito con el fin de que entiendan desde los más pequeños hasta los más grandes estas enseñanzas. (Colorín colorao…)

MENSAJE NÚMERO 218: El Arniches político ha vuelto. Silvela fue un político conservador Presidente del Consejo de Ministros en 1903. Moriría en 1905. (99) Aquí lo tacha de vago. (Colorín colorao…)

MENSAJE NÚMERO 219: Segunda apreciación política de Arniches en la obra. Nuevamente se queja de la poca actividad de los ministros del gobierno.(Colorín colorao…)

MENSAJE NÚMERO 220: Arniches ha descrito en un cuento todos los problemas del poder: ambición, traición, conspiración y pérdida de decisión del gobernante. Las acciones emprendidas pueden ser censuradas y vueltas en contra de uno mismo. “Maldito sea el poder que hace desgraciado al que lo posee”. (Colorín colorao…)

MENSAJE NÚMERO 221: El final de la obra le está indicando que el único talismán que hay en la vida es el trabajo. (Colorín colorao…)

MENSAJE NÚMERO 222: Arniches no pierde el tiempo: primera frase, primer mensaje a favor del trabajo y la honradez como la mayor fortuna del hombre. (Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 223: Arniches va preparando en su “universo particular” el personaje de los “abusos de los poderosos” que después desembocará en “Los caciques”. En este caso, el rico del pueblo “maneja” la voluntad del ayuntamiento a su antojo. Aún está creciendo Acisclo Arrampla Pael en su “universo”, hasta que se haga alcalde. Todo llegará. (Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 224: ¡Palabra de hombre honrao! Para Arniches no hay más palabra que el trabajo como fundamento de la vida. Está consiguiendo que un joven que podría tenerlo todo de una manera “fácil”,  renuncie a ello. El motor, como siempre, es el amor. (Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 225: Espectacular defensa del maestro en su puesto por “el amor de los niños y la firmeza de la virtud”. Es curioso, pero esto nos hace reflexionar en las características que tienen que tener todos aquellos que se dedican a la enseñanza. (Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 226: Arniches coloca en boca del “malo” de la obra, las palabras “todo lo que no sean cuentas, son cuentos”, de forma que su mensaje quede más claro. ¡El pensamiento de Arniches es exactamente el contrario! (Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 227: Impresionante definición de lo que es el amor para un muchacho sencillo hijo de un ricachón. “Una y uno son dos; dos que sean un alma sola y cuanto menos dinero, en el amor es más.”Arniches enfrenta a los dos mundos en las figuras del padre y el hijo. La avaricia y la generosidad. El personaje del hijo cobra tanta fuerza en la obra como el del maestro o el de Robustiano, haciendo que se eleve la altura dramática de la misma.(Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 228: Arniches aprovecha una nueva oportunidad para poner de manifiesto la avaricia del rico y la rabia del pobre ante las injusticas. El tío Santos, ahora, se arrepiente de haber evitado que los mozos se lleven la fruta del amo. Si el amo es injusto, el trabajador debe abandonarlo. (Los chicos de la escuela.)

MENSAJE NÚMERO 229: Arniches busca con esta obra abrir el corazón de las mujeres al amor sin miedo, que no se guíe por las apariencias sino por el conocimiento mutuo, el amor verdadero perdura, la pasión desaparece.(El día de San Eugenio.)

MENSAJE NÚMERO 230: Arniches realiza la descripción perfecta del comportamiento patológico de los celos. Un hombre, en este caso, que sospecha de todo, que sabe que le ha engañado o que le va a engañar. Cualquiera de los dos supuestos le hace sufrir enormemente. El posible futuro resulta insoportable, es un futuro imperfecto. Toda esta patología es debida a una gran inseguridad de la persona. (Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 231: Arniches emplea la figura de Eloy, el tercero en discordia, para explicar cómo es posible que tengamos a nuestro lado una persona que de forma larvada nos vaya metiendo el veneno de los celos. Además, esa persona, es vista por nosotros  como un “amigo”, no podemos desenmascararla hasta que ya es demasiado tarde. (Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 232: ¡El fatalismo sobre las mujeres iniciado desde Eva! Arniches aprovecha la voz de un personaje despreciable para ridiculizar esa visión.(Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 233: Consuelo recibe el mayor castigo de una sociedad mojigata. Es repudiada tan solo por haber tomado la iniciativa de hablar a un hombre estando casada. ¡Arniches denuncia esta circunstancia! (Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 234: Magnífico final. Las mujeres se quedan con su honradez. ¿Solas? No, si nos quedamos con nuestra honradez ya no estamos solas. No necesitan a nadie. (Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 235: Arniches nos presenta la pregunta que se hace todo marido “ofendido”: ¿Por qué no ha venido? Esto no hace sino enquistar el problema. Si ella no da el paso, él se siente justificado en sus sospechas. Se está perdiendo de vista la otra opción: ¿y si el equivocado es él? ¿Y si tal vez sea él quien deba dar el paso? (Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 236: Excelente declaración de principios de Consuelo. Nada tiene que demostrar la que nada ha hecho mal. Ella está donde estaba. (Los pícaros celos.)

MENSAJE NÚMERO 237: Arniches en contra de la infidelidad en el matrimonio. Es una constante en su vida, en sus obras, en sus personajes. Paca avisa a Salustiano. Salustiano tiene ganas con Cipriana. Pepe es el novio de Cipriana y será el brazo ejecutor de Arniches: la infidelidad siempre trae dolor. (El pobre Valbuena.)

MENSAJE NÚMERO 238: Otro aspecto de esta obra es la denuncia, esta vez entre gente pobre, de la situación de asedio y acoso que sufrían las jovencitas por parte de “viejos verdes”. Demuestra con ésta obra, que esa plaga no sólo afectaba a los “pudientes”; ¡es inherente en el hombre! (El pobre Valbuena.)

MENSAJE NÚMERO 239: Arniches pone en boca del juguetero una queja amarga sobre el modo en el que se está educando a los niños, en el consumismo. Hay que fijarse que la denuncia de este problema viene de 1904, y aún no lo hemos solucionado. No hay que tener prisa por llegar al final, se pude jugar con el mismo juguete aunque no sea nuevo. (El paraíso de los niños.)

MENSAJE NÚMERO 240: En la época de 1904 había juguetes con las caras de los ministros que se llamaban “Cabezas de Ministros”. Arniches aprovecha el posible levantamiento de los militares para expresar, de forma inequívoca, el miedo que los políticos les tenían. Ese es un punto aún no bien superado en la política española. (El paraíso de los niños.)

MENSAJE NÚMERO 241: Arniches, incluso en la ficción, lanza el mensaje de la estabilidad de la pareja frente a la infidelidad y el cambio. (El paraíso de los niños.)

MENSAJE NÚMERO 242: Arniches aprovecha a este personaje desalmado para poner de manifiesto muchas actitudes falsas en el amor por la apariencia, tanto de ellos como de ellas. (El paraíso de los niños.)

MENSAJE NÚMERO 243: En el mundo, el que no vale más que diez céntimos tiene que tragarse las lágrimas. Importante reflexión sobre la pobreza. ¡A los pobres, son tan pobres, que ya no les quedan ni lágrimas! (El paraíso de los niños.)

MENSAJE NÚMERO 244: ¿Cuál es la misión de un juguete?, alegrar a un niño. La alegría es cosa de Dios, y es igual para todos, ricos y pobres. Otra reflexión de las que llegan muy dentro. (El paraíso de los niños.)

MENSAJE NÚMERO 245: El suicidio de Dandynet es el primero registrado en las obras de Arniches. Nada podría hacerle superar su derrota y prefiere terminar con su existencia… hasta que sea reparado, claro. (El paraíso de los niños.)

 

 

 

 

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail