EL PREMIO DE NICANOR
O
¿A QUIÉN LE DOY LA SUERTE?

LA LOTERÍA O EL PEOR INVENTO DEL HOMBRE PARA SER CADA VEZ MAS POBRE

 

Sitúa la acción en una vivienda humilde y la acción comienza con la entrada en casa de Segunda, claramente desgreñada a causa de una pelea con su cuñada Enriqueta. Incluimos esta obra en su Etapa Moralizante.

La discusión tiene por motivo un décimo de lotería. Enriqueta puso el dinero (6 pts., 18 €) y Segunda quedó pendiente de pagarle 2 pts. (12€), cosa que no hizo.

La fortuna quiso que fuera premiado ese décimo con 300 pts. (900 €) y Enriqueta no estaba por la labor de darle la tercera parte a Segunda. Esto genera una bronca monumental y la pelea consiguiente.

Nicanor y Brígida, que son un matrimonio que regenta una tienda en el barrio, se quedan impresionados y les cuentan su historia.

Brígida tenía una adicción al juego insuperable en el momento de iniciar su relación con Nicanor. Llegaron a perderlo todo hasta que un día Nicanor decidió comprar “una administración de lotería”. En una hucha en la que convenció a Brígida para meter todo lo que le apetecía jugar. Durante 5 años reunieron 400 pts. (1200 €) que los invirtió para comprar una maquinaria que revendió, y así con varios negocios hasta reunir 10.000 pts. (30.000 €) con los que se compró la tienda.

Isidoro, el marido de Segunda, la reprende diciendo:

ISIDORO.- ¿Lo estás viendo, Segunda, lo estás viendo?…
¡La lotería!… ¡La maldita lotería, que encima que merma el jornal de los pobres y los arruina, no da más que disgustos!

Tras contar su historia Nicanor les resume su situación actual.

NICANOR.- Y hoy, ya ven ustedes, gracias a nuestros “décimos”, miramos cara a cara a la vida, sin miedo al hambre y sin que nos de tristeza el bien de los demás, y siempre contentos; que el que come y no envidia, está de espaldas al diablo.

Mensaje número 451: El ahorro y la constancia en los negocios hacen que estemos felices y sin envidia de espaldas al diablo.

NICANOR.- Soy un obrero honrao y práztico que creo que el dinero del juego, con el juego se va, porque las pesetas son como los pájaros: no hacen nido más que en sitios tranquilos.

Mensaje número 452: El dinero del juego, con el juego se va; las pesetas son como los pájaros: no hacen nido más que en los sitios tranquilos.

NICANOR.- Doña Voluntad, se llama la lotera.

BRÍGIDA.- Jueguen con fe y paciencia como nosotros, y verán cómo al remate pueden ustés decir con más razón que los riferos de los mercaos: “¡En este juego siempre toca!”

MENSAJES DE ARNICHES

MENSAJE NÚMERO 451: El ahorro y la constancia en los negocios hacen que estemos felices y sin envidia de espaldas al diablo.

MENSAJE NÚMERO 452: El dinero del juego, con el juego se va; las pesetas son como los pájaros: no hacen nido más que en los sitios tranquilos.