EL FRESCO DE GOYA

 

O

 

EL ESCARMIENTO EN

EL EPISODIO NÚMERO 16 DE LA FAMILIA TIPO DE ARNICHES

 

www.todocoleccion.net

 

FAMILIA TIPO DE ARNICHES EPISODIO NÚMERO 16.

 

Incluimos esta obra en su Etapa Feminista, ya que como veremos será una mujer quién escarmiente a un hombre sin alma ni entrañas. Se estrena el 22 de Marzo de 1912 y es firmada por Carlos Arniches, Enrique García Álvarez y Antonio Domínguez. Es la colaboración número 25 entre Carlos y Enrique, sólo quedará una más, El cuarteto Pons, y sus vidas se separarán para siempre. Hoy sabemos que se debió a una conversación mantenida por Carlos Arniches con la compañera sentimental de Enrique García: Emilia Paso. Según la tesis doctoral de Elena Palacios Gutiérrez: «El teatro cómico de Enrique García Álvarez» y un artículo titulado: Una aproximación al teatro de Enrique García Álvarez», dicha conversación acabó con la vida sentimental de Enrique. Desconocemos el contenido de dichos encuentros, pero lo cierto es que , aún teniendo 3 hijos en común, Emilia, que no se había casado con Enrique, decidió separarse de él. Esto produjo por un lado, un gran disgusto en Enrique que decidió no volver a colaborar con Carlos Arniches una vez estrenada la obra número 97, «El cuarteto Pons», y por otro el final de la vida sentimental de Enrique y Emilia Paso, hermana de Antonio Paso, dramaturgo amigo de los dos, hasta ahora inseperabales amigos.

Palacios Gutiérrez, Elena. “Una aproximación al teatro de Enrique García Álvarez”. Página 384.385. fuesp.com >pdf s_revistas>cilh>cilh 32-14 . 2007

Palacios Gutiérrez, Elena. Tesis Doctoral.  “El teatro cómico de Enrique García Álvarez”. Página 31-32. Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Filología. Madrid 2016.

Sospechamos que Antonio Paso debió dar la razón a Carlos Arniches ya que volvieron a colaborar en 1914 con«La corte de Risalia»; 1925 con «¡Qué hombre tan simpático!» y en «¡Qué encanto de mujer!»; 1926 con «Los celos me están matando» y la obra póstuma de Carlos Arniches fue finalizada por Antonio Paso en 1944: «A mi no me quiere nadie».

 

Volviendo a nuestra obra, vemos esta curiosa familia que estará formada por el señor Baldomero, el padre que es sastre militar, la señá Rita, la madre, Paulita la hija y Paco Goya, el novio.

 

 

 

 

 

www.wikipedia.org

 

Este es el resultado de las elecciones de 1910. Arniches está pegado a la actualidad mientras escribe. La obra se estrena en 1912 y sus personajes comentan los resultados de las mismas.

 

Iniciamos la obra con el primer cuadro mostrándonos la sastrería de Baldomero. Tenemos a un soldado en el centro esperando a que le tomen medidas, es el sargento Velilla, un tipo gracioso contando chistes y cuentos. Cosiendo se encuentran Isidoro, el hermano de Baldomero, Julita, Concha, Carmen y Pepita.

 

Las elecciones han sido en 1910. Han ganado los liberales. Julita se declara en contra de los liberales.

 

Es un día grande para todos ya que hoy se van a celebrar “los dichos” en la vicaría de Paulita y Paco, su novio.

 

Paco Goya es el dueño del Cine EL MOLINETE PALAS

 

Pepita entra con una carta para Isidoro. Según la va leyendo se va poniendo malo, comienza a gritar, pide su sombrero…

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 159

 

SEÑOR ISIDORO.- (Poniéndose el sombrero y siguiendo con la lectura.) ¡Esto no me cabe en la cabeza!

 

JULITA.- Pues es el de usté.

 

Isidoro se marcha y suben el sargento Bellido y el cabo Novales que se han cruzado con él a toda velocidad.

 

Julita se atreve a tomarles medidas para las capas cantando: “Haga usté el favor”

 

Tras esos momentos de alegría llega Baldomero y su familia, felices de la vida por ir a firmar los dichos a la vicaría. Faltan cinco minutos. Todos le dan la enhorabuena.

 

A renglón seguido vienen dos personajes de relleno muy divertidos, un matrimonio formado por El Tío Tirrias y la Pascuala. Todo el día regañando. La Pascuala tiene tan mal genio que un músico le llegó a hacer un cuplé: “Es la Pascuala una mujer que asusta: ¡Dala! ¡Dala!”

 

Lo cantan, todos ríen pero Paco no llega para ir a la Vicaría. De pronto llega Florentino, amigo de Paco Goya, con un recado sólo para Baldomero. Ruega que todos abandonen la sala. Todos se van.

 

Florentino le pide que se siente y que escuche el mensaje. Resulta que Paco es un hombre casado. Siendo joven se dejó engatusar por una lagartona que le abandonó por otro y se fue a Ecuador. Allí tuvo noticias de su muerte, pero hoy ha recibido una carta de ella, que está viva y que le pide su perdón. Embarca hoy para volver a España.

 

De pronto, todos que han estado escuchando, salen en tromba diciendo: “¡Casado!”

 

Florentino quiere huir, Rita quiere matarlo, se monta un escándalo de aúpa. Al final Rita sufre un ataque de nervios y la encaman y a Florentino lo encierran en un cuarto.

 

Llega Isidoro y cuenta que la carta que había recibido era la Cacharrería de la Calle General Porlier 78. Ahí vive una mujer que ha sido burlada por Paco Goya, el fresco de Goya, y le cuenta la tapadera de Florentino y la historia de la lagartona, su boda de joven etc. etc.

 

Existe la Calle del General Díaz Porlier, en honor a Juan Díaz Porlier (1788- 1815) Mariscal de los ejércitos españoles que se distinguió en la Guerra de la Independencia 1808- 1813, pero que después se opuso a la llegada al trono de Fernando VII y fue degradado de su rango y ahorcado en A Coruña.

Calle General Díaz Porlier. www.wikipedia.org

 

Planean un escarmiento. Paulita pide que le sigan la corriente pero que no se metan los hombres para que no haya duelos ni muertes.

 

Le llaman a Florentino y todos “lloran” de forma fingida la desgraciada vida de Paco. Deciden devolverle “todos” los obsequios que durante el noviazgo le había hecho Paco a Paulita.

 

Comienzan a darle un bolso, un sombrero, una vajilla, una sopera, una jardinera, un tiesto, un almanaque… Vamos, que se va como puede con tanto bártulo y se da un buen porrazo bajando las escaleras ante las risotadas de todos. Y se baja el telón para la mutación.

 

El segundo cuadro nos muestra el escenario del cine de Paco: EL MOLINETE PALAS. Lo primero que presenciamos es la discusión de un desgraciado que ha sido engañado por el fresco de Goya. Este señor es Braulio el Salchichero y la engañada ha sido su cuñada la Cipriana. El salchichero, terco como una mula, da un golpe con su estaca en el suelo cada vez que grita: “¡qué salga!”

 

Le están atendiendo los sinvergüenzas que le ríen las gracias a Paco, que son Trenzales, Escoriaza y Antonio. Le orientan a que vaya a la casa de Goya y que allí solucionen sus diferencias. Braulio se va.

 

Abren la trampilla del escenario y sale con figura gallarda alardeando de haber engañado a tres mujeres en un mismo día.

 

(Cuadro II, Escena II.)

 

PACO GOYA.- Amigos de la liga: ¡viva la mujer!

 

Todos le dan Vivas

 

PACO GOYA.- Señores; me siento elevao por vuestras aclamaciones y proclamemos a una, que lo primero del mundo, es una señora; lo segundo, una señora; y lo tercero, la criada si es bonita.

 

Como dijo Tenorio, mi antecesor: “Son pláticas de familia de las que tan y mientras viva, jamás haré el menor caso.”

 

Mensaje número 366: Arniches está perfilando el personaje de Tito Guiloya, presidente del Guasa Club en “La señorita de Trevélez”. Su fama reside en la humillación y en la burla, y sus lacayos le aplauden y alaban sus correrías; incluso podríamos decir que despierta en ellos admiración. Arniches da cuenta de una parte de la sociedad…, una parte que está enferma… El donjuanismo de su época visto por unos como una “gracieta”, y por otros, como Arniches, como una lacra.

 

ESCORIAZA.- Pues ándate con ojo, que el socio se ha traído un junquito, que es el árbol de Gernika con reguetón.

 

ARNICHES Y LOS VASCOS EPISODIO NÚMERO 9

www.bne.es

 

Este es el árbol de Gernika que conocían en 1912, su historia milenaria y su simbolismo de las libertades de los vascos eran del dominio público (137).

 

Ellos están tan felices, piden unas cervezas y se disponen a ver los ensayos de la Rumba que se va a representar por la noche en el cine.

 

Florentino llega con un montón de magulladuras y regalos que Paco no reconoce ni de lejos, pero que le hace entrar en el juego que Paulita está diseñando. Para confirmarlo Dámaso le trae una carta en la que le cita en el merendero La Bombilla a las nueve de la noche.

 

Paco está como loco por su triunfo y cuando se dispone a ir vuelve Braulio el salchichero. Entonces se esconde de nuevo bajo el escenario y les dice que le avisen con dos golpes seguidos para saber que ya puede salir.

 

Pero no se acuerdan de que Braulio atiza el suelo cada vez que dice: “¡Que salga!”.  Por supuesto ocurre lo previsto, Goya sale a los golpes dados por Braulio, se lanza a por él y éste le evita haciendo que sea Braulio el que se quede atrapado en el escotillón. Todos le dan “bravos” a Paco mientras Braulio grita desde el foso. Mutación.

 

El tercer cuadro nos muestra un comedor del merendero de La Bombilla. Al foro se observa un balcón con una terraza con vidrieras, y se ven las copas de los árboles iluminadas. En el centro, una mesa ovalada con mantel, copas, vasos, platos y botellas. A la derecha un Chaise Longue. Es de noche.

En la primera escena tenemos una cantaora con Gabriel a la guitarra. Cuando termina ésta viene otro cantante de cuplés llamado Don Melitón y ejecuta otra pieza. Abandonan todos el local y llega Paco Goya. Tras quedar con el camarero para que nadie les moleste cuando llegue la señorita, recita unos versos para infundirse ánimos:

 

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 145

 

PACO GOYA.-   Fui calavera,

fui desde la edad primera

calavera empedernido;

calavera luego he sido

y seré después que muera

calavera.

 

En la cuarta escena, el camarero anuncia a Paulita, que se lanza a los brazos de Paco con ademanes trágicos. Paco la intenta calmar; no hay forma; si no es de ella no será de nadie. Solo hay una solución, -¡Morir!- le dice. Saca un revólver y Paco comienza a temblar. Le apunta pero él se esconde. Como no hay nada que hacer le echa unas gotas en la cerveza de Paco y espera el momento propicio. Ambos beben y ella le cuenta lo que tenía en las gotas: arsénico. Paco no puede más, quiere ir a la Casa de Socorro para que le hagan un lavado de estómago.

 

Estando en ese nivel de excitación llega Dámaso que le cuenta a Paulita que Baldomero ha matado a Rita pensando que ella era la causante de la venganza sobre Paco.

 

Para más confusión, llega Isidoro, y explica que su tío ha matado a Baldomero al ver muerta a Rita. Paulita ríe como si estuviera loca. Paco se quiere morir, pero de verdad.

 

De pronto entra Baldomero gritando -“¡Ya está!”-y Paco responde- “¡los cadáveres!”-. Tirrias entra a continuación y aprovecha para darle una buena paliza con el palo.

 

(Cuadro III, Escena VIII.)

 

BALDOMERO.- Ha sido una lección para hacerte pagar el engaño conque has burlado a tantas mujeres.

 

Mensaje número 367: Arniches no sólo quiere enviar el mensaje de que no se debe burlar a las mujeres con el engaño, sino que además, todos los que lo hagan deberán tener cuidado porque recibirán su merecido castigo.

 

              Echan a puntapiés a Paco Goya, pero entra de nuevo al encontrarse con Braulio el salchichero y se tira por el balcón rompiendo el organillo.

 

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 146

 

(Cuadro III, Escena VIII.)

 

PAULITA.-         La venganza ha sido dura

Y terrible el escarmiento;

Mal aire lleve a estos hombres

Que el amor toman a juego.

Sirva de lección a todos

Al ver cómo corre el fresco.

 

MENSAJES DE ARNICHES

 

MENSAJE NÚMERO 366: Arniches está perfilando el personaje de Tito Guiloya, presidente del Guasa Club en “La señorita de Trevélez”. Su fama reside en la humillación y en la burla, y sus lacayos le aplauden y alaban sus correrías; incluso podríamos decir que despierta en ellos admiración. Arniches da cuenta de una parte de la sociedad…, una parte que está enferma… El donjuanismo de su época visto por unos como una “gracieta”, y por otros, como Arniches, como una lacra.

 

MENSAJE NÚMERO 367: Arniches no sólo quiere enviar el mensaje de que no se debe burlar a las mujeres con el engaño, sino que además, todos los que lo hagan deberán tener cuidado porque recibirán su merecido castigo.