EL ILUSO CAÑIZARES

 

O

 

LA POLÍTICA ILUSA.

 

 

 

www.todocoleccion.net

Antonio Casero y Barranco. (1874- 1936)

www.historia-urbana-madrid-blogspot.com

 

Esta obra está escrita a tres manos: Carlos Arniches, Enrique García Alvarez y Antonio Casero y Barranco. Es calificada como “Humorada Lírica” o lo que hoy definiríamos como “Ópera Cómica”, con música de Valverde (hijo) y de Rafael Calleja Gómez, que fue el autor del himno a Burgos (1870-1938).

Rafael Calleja.

www.burgospedia1.wordpress.com

              Se estrena el 22 de diciembre de 1905 y la encuadramos en su Etapa Política. Retoma Carlos Arniches su vertiente política después de las tres obras anteriores que por ahora dan forma a esta Etapa. Estas obras son por orden de estreno:

 

  • Candidato independiente- 01/02/1891
  • Los descamisados- 31/10/1893
  • El príncipe heredero- 09/01/1896
  • El iluso Cañizares- 22/12/1905

 

Ninguna de estas obras las realiza en solitario, la primera es junto a Gonzalo Cantó (Candidato Independiente.); la segunda es junto a José Luis López Silva (Los descamisados.); la tercera es junto a Celso Lucio (El príncipe heredero.) y ésta es junto a Enrique García Álvarez y Antonio Casero.

 

Los mensajes recogidos en esas obras fueron:

 

MENSAJE NÚMERO 26: Para ser político solo se necesita tener osadía y desvergüenza, aunque la gente piense que se precise talento y carácter.

 

MENSAJE NÚMERO 27: La ambición de los familiares empuja muchas veces a tomar decisiones a veces peligrosas.

 

MENSAJE NÚMERO 28: Las diferentes opiniones que existían sobre la necesidad de que el gobierno estuviese sometido a la voluntad del pueblo o no, no modifican un paradigma vital: en la política no debe haber amigos ni enemigos, todos son buenos.

 

MENSAJE NÚMERO 29: La abundancia de discursos políticos vacíos que van degradando a la política y a los políticos en el imaginario del pueblo sencillo, lleva sin lugar a dudas, a un distanciamiento de la gente respecto de sus políticos. Esto no beneficia a nadie.

 

MENSAJE NÚMERO 30: El político cada vez se parece más a un embustero.

 

MENSAJE NÚMERO 31: La obscenidad de la política llega al sumun cuando se proclama que el voto es libre, que se puede votar lo que cada uno quiera… ¡lo que quiera el gobierno!

 

MENSAJE NÚMERO 44: Arniches vuelve a denunciar a los empresarios que se presentan a políticos “obligando” a sus trabajadores a votarles.

MENSAJE NÚMERO 46: Arniches nos da el precio de un voto entre la clase obrera, 2,5 pts. (10€); una práctica habitual pero que él lo denuncia. ¡Bravo Bisabuelo!

 

MENSAJE NÚMERO 47: Arniches insiste en la “poca vergüenza de los políticos”, una lacra para el país, para la democracia…

 

MENSAJE NÚMERO 48: Arniches pone en relieve la importancia de manejar mucho dinero para poder sacar algo en política.

 

MENSAJE NÚMERO 49: “Electores Morosos”, Arniches nos da otra de las claves de la política corrupta.

 

MENSAJE NÚMERO 50: Arniches defiende el trabajo como la mejor opción política del obrero.

 

MENSAJE NÚMERO 51: Arniches representa con tres personajes, al Comité Socialista: el Pelao, el Chaval y el Colorao. Está dándonos a entender la cantidad de gente que está dentro del aparato del partido, obsesionados con las prácticas corruptas

 

MENSAJE NÚMERO 88: Arniches nos da una pincelada de cómo las convicciones políticas pueden cambiar según el poderoso caballero don dinero.

 

MENSAJE NÚMERO 89: Arniches pone en solfa todo el sistema político español, desde el presidente de gobierno, pasando por los ministros y llegando hasta los ayuntamientos. Es la primera vez en la que se ríe claramente de los políticos con tanto detenimiento

 

MENSAJE NÚMERO 91: La avaricia rompe el saco. Un republicano que lo tenía todo, que podía dedicarse a su familia y a su política con su partido de siempre, tiene que dejarlo todo en pos de una fortuna, una monarquía y la avaricia de tener más dinero, más poder, más títulos…

 

MENSAJE NÚMERO 92: La figura repudiada de Aniceto desde el inicio de la obra, resulta vital para la salvación de todos. Arniches resalta con este hecho la importancia de no despreciar a nadie ni por su condición ni por sus ideas políticas.

 

 

Podemos decir que Arniches destaca:

  • La hipocresía (M. Nº 26, 31, 47)
  • La ambición (M. Nº 27)
  • La necesidad de contar con todos (M. Nº 28, 92)
  • Los discursos vacíos (M. Nº 29)
  • La falta de libertad (M. Nº 31, 44)
  • El precio del voto (M. Nº 46)
  • La necesidad de manejar dinero (M. Nº 48, 49)
  • El trabajo como la política de los pobres (M. Nº 50)
  • La corrupción en la política (M. Nº 51, 89)
  • El chaqueteo de las ideas (M. Nº 88)
  • La avaricia (M. Nº 91)

 

Alguna de estas ideas las volverá a poner de manifiesto en esta divertidísima obra en la que un obrero “sueña” con ser Gobernador, y así de un plumazo, resolverlo todo en un día. Pero, gracias a un sueño, se convence de lo difícil del reto.

 

En el primer Cuadro vemos la pobre casa de Aquilino Cañizares. Están sus hijos (Domitila y Etelvino) esperando a la llegada de su madre, Eufrasia, a la que llamaremos durante la obra como Ufrasia.

 

La pobre madre tiene que meter horas extras para poder comer, ya que Aquilino está metido en política y ya no trae dinero a casa.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 109

 

(Cuadro I, Escena II.)

 

SEÑÁ UFRASIA.- Que me lo he encontrao y m’ha dicho que no venía a cenar, que se iba al metín socialista. Na, que dende que s’ha metío en política se está poniendo pa que lo rifemos. ¡No para en casa! – “Que si esta noche habla don Nicolás! – Que si mañana habla don Nicolás!…

Nicolás Salmerón en la revista Nuevo Mundo. Foto Company.

www.wikipedia.org

 

ETELVINO.- ¿Y quién es ese don Nicolás?

 

SEÑÁ UFRASIA.- ¡No sé, pero debe ser un loro!

 

Nicolás Salmerón (1838- 1908). Su partido obtuvo 23 diputados en las elecciones del 10 de septiembre de 1905; habían perdido 3 escaños.

 

En la obra de “El perro chico”, estrenada en mayo de este mismo año 1905, Arniches afea la conducta del Presidente de Gobierno Villaverde y de Maura. Se convocan elecciones y ya en diciembre, Arniches vuelve a la carga. En medio ha habido una crisis de gobierno, el presidente electo Eugenio Montero, dimite por el escándalo de la revista catalana Cu-Cut.

 

Esta actividad teatral tan pegada a la actualidad resulta impensable en nuestro tiempo.

 

Sube Dionisio las escaleras que dan al piso de Aquilino. Llega tremendamente fatigado.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 110.

 

(Cuadro I, Escena III.)

 

DIONISIO.- ¡Que gracias digo! (Limpiándose el sudor con un pañuelo.) ¡La panocha que escalera! ¡Pa haceros una visita, hay que empezar a venir el día antes!

 

Pregunta por aquilino y Ufrasia le contesta:

 

UFRASIA.- Pues ahora lo tienes mochales del too con lo del reparto social. Está emperrao en que no hay propiedaz y en que too es de todos.

 

Le viene a ofrecer un trabajo para pintar un letrero en Ronda de Embajadores: “El Balneario. Vinos y Cervezas. Hay Callos”.

 

Ufrasia dice que hasta en sueños le dice: “Choque usté ahí Morayta.

 

 

Foto El País 1903. www.wikipedia.org

 

Miguel Morayta (1834- 1917) que  fue un político republicano y Gran Maestre desde 1906 hasta 1917. (108)

              En esto que llega Aquilino y suelta un discurso político.

 

DISCURSOS DE ARNICHES NÚMERO 6

 

(Cuadro I, Escena IV.)

 

AQUILINO.- No quiero… no quiero más que establecer un parangón con las grandes ciudades libertarias que han sacudido el ferrio yugo de las cadenas opresoras del capital. Estas fueron las últimas y elocuentes palabras de Lerroux.

 

No escucha a nadie, sigue con su discurso político, y además les comunica que no piensa volver a trabajar, que no se achanta ante el capital. Ufrasia le contesta:

 

UFRASIA.- Cuando una mujer cree que tiene un hombre y le resulta una gaita, se tapa los oídos y se repudre por dentro, y trabaja pa darles a sus hijos el pan que tú no quieres ganar.

 

Mensaje número 257: La voz de Ufrasia es la voz de Arniches. Esta mujer todopoderosa capaz de levantar una economía abandonada por su hombre. Nada más fuerte que una mujer; nada más fuerte que una madre para Carlos Arniches.

 

Aquilino sueña con ser Gobernador y no escucha a nadie. Ufrasia se retira a dormir y Dionisio, que tampoco le ha hecho caso, se despide quedando para mañana para pintar.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 111

 

(Cuadro I, Escena IV.)

 

DIONISIO.- Treinta y cuatro letras en total.

 

AQUILINO.- Anda y que te den morcilla, so colectivista.

 

DIONISIO.- ¿Conque  vendrás?

 

AQUILINO.- ¡Quita day!

 

DIONISIO.- Me basta tu palabra. ¡Ah! Lleva la brocha fina. (Haciendo mutis.) (¡Sí que me choca que no me haya hablado de política!)

 

Aquilino se queda solo y nos lanza un monólogo del que podemos entresacar los pasajes más importantes.

 

(Cuadro I, Escena V.)

 

AQUILINO.- Me acostaré en la cama el chico. Y quiera Dios que no tenga pesadillas como la de anoche, que soñé que era butaca y va Dato y me  se sienta encima. ¡Me dio una rabia!

En la barbería me llaman ¡el Iluso Cañizares!

Ser Gobernador… ¡Yo Gobernador! ¿Y por qué no?

¡El triunfo de la blusa tie que venir, y pa ese día tengo unos proyectos que atufan!

Reparto social inmediato; la mendicidaz, resuelta; la cuestión obrera, como la seda; todos felices; todos iguales; todos contentos.

¡Eso sí, que si yo me viese de gobernador y me encontrara en la calle con Maura por un casual!… ¡Maldita sea!… ¡Fuera de concurso! (Se arrodilla y se persigna) Esto, si me observasen los del comité; pue que les chocara, pero hasta que trunfemos, ¿pa qué me voy a poner mal con San Expedito?

 

Mensaje número 258: Arniches refleja en este monólogo de Aquilino la doble moral de muchos socialistas: seguían siendo creyentes aunque no lo podían manifestar delante de sus “camaradas”; querían igualdad… pero no todos se la merecían, como Maura, por ejemplo.

 

El Cuadro acaba con un juego de luces y gasas, se va oscureciendo la escena, la orquesta interpreta himnos, Aquilino duerme y grita en sueños: “¡Yo Gobernador! ¡Gracias, señor Junoy!”

 

Y se hace la mutación.

 

Se levantan las gasas que nublaban el escenario manteniendo la música del final del primer cuadro y vemos un despacho elegante de ministro con mesa de despacho grande y elegante, chimenea encendida, vitrinas, estanterías, libros…

 

Aquilino está dormido y vestido de levita con una gran chistera y sigue soñando repitiendo las mismas frases: “¡Yo Gobernador! ¡Madrid salvado!”

 

Entra el ujier anunciando la presencia de dos amigos que quieren verle pero no se despierta. Potenciano es un tabernero y Gorgonio es su sobrino.

 

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 112

 

(Cuadro II, Escena II.)

 

UJIER.- ¿Y a quién anuncio?

 

POTENCIANO.- Pues dígale usté que está aquí Pipirindoy, que ya me sacará por el sudónimo.

 

UJIER.- Y ustedes son amigos del señor Gobernador?

 

POTENCIANO.- ¡Uy! Mi portera y su abuela, vecinas. Va usté a ver hasta dónde llega la estimación.

 

AQUILINO.- ¡Eh! ¿Quién?

 

UJIER.- Una visita.

 

AQUILINO.- ¿Quiénes son esas dos aleluyas?

 

UJIER.- No sé; dicen que son amigos de vuecencia.

 

AQUILINO.- Amigos de mi-ecencia. (Con extrañeza.)

 

Como saben que va a hacer el reparto social vienen a pedirle cada uno un edificio de Madrid (La Equitativa y la Murga.) Los expulsa del despacho y ellos juran venganza.

Llama al más alto empleado y viene uno que resulta ser muy bajito. Le pregunta por el cumplimiento de las medidas implantadas como la supresión de la mendicidad. En esto que llega una viuda que se queja de que no le dejan pedir y que no puede ni comer. Tenemos el número musical en el siguiente enlace:

 

Cuadro II, Escena IV

Canción de la viuda

https://www.youtube.com/watch?v=mZKczoTuJ1s

 

Cuando se va la viuda entra la familia de Aquilino, vestida de la forma más hortera posible, Carlos Arniches indica que Ufrasia estaba “tocada con un sombrero estrepitoso”. Decide quitarle el coche oficial a su mujer para dar ejemplo a lo que ella casi le muerde.

 

Cuando se van a las clases de francés de los niños llega el agente espía de la secreta, Tiburcio Chinarro. Es un hombre feísimo que cuando entra en una habitación da cuatro vueltas buscando detrás de los muebles, cuadros etc. Y cuando está seguro de que no hay espías le comenta que su vida corre peligro.

 

Cuando ambos abandonan la escena llega un fotógrafo que consigue sobornar al Ujier con 25 pts. (100 €) para que le deje esconderse y sacar una foto al Gobernador.

 

Ufrasia se había dejado un melón envuelto en papel de plata en la mesa, y su hijo un globo con gas en una butaca. Cuando Aquilino vuelve al despacho y ve el melón, da un grito pensando que es una bomba; entonces el fotógrafo saca la foto y con el fogonazo Aquilino aterrado cae sobre la butaca en la que estaba el globo ¡y explota! Gritos de ayuda y fin del segundo cuadro.

 

El tercer Cuadro nos muestra una calle de Madrid, y Aquilino hablando con sus agentes espías que le indican que debe ir a un teatro de variedades, en el que no se están respetando sus medidas contra la inmoralidad.

 

AGENTE 2º.- ¡Idealas, eso sí, pero sinvergonsonas!

 

Se van al teatro y mutación.

 

El cuarto Cuadro nos muestra el escenario de un teatro. Lupiánez, el empresario, está montando la obra de Torroba, dirigiendo a los carpinteros, electricistas, actores…

 

Le comenta al autor que viene el Gobernador a suspender la obra porque la considera indecente y “sicalíptica”.

 

Hemos encontrado que el término sicalíptico se empleaba en el teatro de 1900 para indicar obras eróticas o subidas de tono.

 

Lupiánez le propone a Torroba que vaya a reescribir los textos y escenas libidinosas sin pérdida de tiempo. Él “tan y mientras” va a desplegar un plan para convencer al señor Gobernador: adular su vanidad. Ha dispuesto un grupo de actores para que le den “efusivos vivas” cada vez que hable, sea lo que sea, después un lunch, bebidas, champan, etc.

 

Mensaje número 259: Aprovecha esta circunstancia Carlos Arniches para defender la libertad de las obras de teatro, sean de la índole que sean.

 

Lupiánez comunica a Martínez y a Andurriales, que los vivas cortos se pagarán a 10 céntimos y los largos a 15 céntimos (40 y 60 céntimos de euro respectivamente.) La señora Barrachina, actriz y cantante, se encargará de los abrazos efusivos. Morronquez soltara dos palomos. Todo preparado.

 

Llega Aquilino, saluda y los vivas no le dejan ni hablar. Al final consigue pedir a Lupiánez que le lea despacio la obra. Éste se sienta y lee la obra entre dientes y a toda velocidad, -“¡Total nada!”- finaliza.

Diario de Valencia 1912  www.todocoleccion.net

 

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 113

 

(Cuadro IV, Escena V.)

 

AQUILINO.- ¿Cómo detenidamente? Pero, ¿usté es empresario o motocicleta?

 

En cuanto dice que será “inesorable” con la obra, le sacan el “lunch” y se preparan para oír los números musicales. El primero es un Cake-wals que es una riña en una pareja. Critica que la ropa es “indecente”. Después le toca el turno a Mr. Piñón que es un japonés y atención a su última estrofa:

 

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 115.

ARNICHES Y LOS VASCOS EPISODIO NÚMERO 6.

 

(Cuadro IV, Escena VII.)

 

MÍSTER PIÑÓN.-             Y la gente cuando a mí me ve pasar

se me ríe sin poderlo remediar.

Tongorongo, porque ven mi figurita yo,

tongorongo, sí, tongorongo, no.

Tongorongo me presumo que parezco, ¡ay!

una pelo… pelotita de Euskal Jai.

¡Ja – Jay!

Después hacen otro número del Cu-Cu. Aquilino no se puede aguantar y sale a bailar con las Tiples. Al final las regaña pero le ofrecen más bandejas con comida y se calma.

 

Estando disfrutando de esta manera llega Tiburcio Chinarro para avisarle de que Potenciano ha sublevado a todas las verduleras de Madrid ¡y han venido a quemar el teatro con el Gobernador dentro!

 

Gritos, carreras, llantos… Él pide auxilio a sus guardias y se hace un oscuro con bajada de telón.

 

El quinto Cuadro nos devuelve a la habitación pobre de Aquilino que sigue soñando y gritando- “¡Guardias!”-

 

Ufrasia lo despierta. Los hijos lo miran asustados. Él les cuenta que ha soñado que era Gobernador y que ha decidido que abandona la política.

 

(Cuadro V, Escena I.)

 

UFRASIA.- ¡Pues natural, señor! Los pobres no tenemos más política que el trabajo.

 

Mensaje número 260: Nuevamente Arniches insiste en el trabajo como la única política que da resultados. Eso sí, lo hace a través de la voz de una mujer.

 

De pronto llaman a la puerta, es Dionisio, y le anuncia que ¡se va a meter en política! Aquilino le da un cogotazo. Dionisio insiste y pregunta por el partido político más adecuado. Aquilino le contesta: “¡A trabajar, que es el partido de los pobres!” Y dirigiéndose al público dice:

 

Y si queda algún iluso

a quien le sirva mi ejemplo,

los autores de esta obrita

se darán por satisfechos.

 

FIN DE LA OBRA.

 

MENSAJE DE ARNICHES

 

MENSAJE NÚMERO 257: La voz de Ufrasia es la voz de Arniches. Esta mujer todopoderosa capaz de levantar una economía abandonada por su hombre. Nada más fuerte que una mujer; nada más fuerte que una madre para Carlos Arniches.

 

MENSAJE NÚMERO 258: Arniches refleja en este monólogo de Aquilino la doble moral de muchos socialistas: seguían siendo creyentes aunque no lo podían manifestar delante de sus “camaradas”; querían igualdad… pero no todos se la merecían, como Maura, por ejemplo.

 

MENSAJE NÚMERO 259: Aprovecha esta circunstancia Carlos Arniches para defender la libertad de las obras de teatro, sean de la índole que sean.

 

MENSAJE NÚMERO 260: Nuevamente Arniches insiste en el trabajo como la única política que da resultados. Eso sí, lo hace a través de la voz de una mujer.

What do you want to do ?

New mail