Hoy tenemos la posibilidad de que escuches en audio esta obra de Carlos Arniches. Te la ofrecemos en este enlace:

 

COLORÍN COLORAO…

 

O

 

EL ÚNICO TALISMÁN ES EL TRABAJO.

 

 

www.bibliotecadigital.jcyl.es

 

Inauguramos con este cuento “cómico-lírico-fantástico su Etapa  de Educación Infantil, o Etapa dedicada a los más pequeños de la casa. Quiere educarles con ejemplos como éste. Escrito por Carlos Arniches y José Jackson Veyán con música de Torregrossa y Valverde, y que fue estrenado el 11 de Julio de 1903.

 

El primer cuadro nos muestra una casa de labranza, la chimenea, las ventanas a través de las que se ve la nevada. En el interior de la estancia los niños que miran nevar, la madre con otro en brazos, el padre haciendo cuentas y la abuela con la rueca.

 

Se oye un Coro de Pastores y al finalizar los niños piden a la abuela que les cuente un cuento. Arniches aprovecha su medio de expresión más natural, el teatro, para contar a sus hijos el valor primordial en la vida: el trabajo.

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 95

 

(Cuadro I, Escena II.)

 

ABUELA.-          Vaya el cuento:

“Pues señor, señores.

Aquí era y no era

el mal que se vaya

y el bien que se venga.

Cumplido el servicio

que la ley ordena,

y con el canuto

ya de licencia,

iban dos soldados

por la carretera.

Uno se llamaba

Nemesio Ciruela,

Perico Galbana

el otro, porque era

el hombre más vago

que pisó la tierra.

Al pie de una fuente

que nace entre peñas

tumbáronse un rato,

y de esta manera

le hablaba a Perico

Nemesio Ciruela.

 

El segundo cuadro nos muestra una carretera con paisajes pintorescos al foro, una fuente con un castaño que le da sombra y dos soldados tumbados en el suelo con sus macutos y sus licencias enrolladas en un tubo.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 92

 

(Cuadro II, Escena I.)

 

NEMESIO.- Pero cuidao que ere horgasán y peresoso, Perico.

 

PERICO.- ¡Qué quiere! Ca uno ha nasío pa una cosa y yo he nasío pa dos. Pa vaga…bundo.

 

NEMESIO.- De manera que en cuanto ayeguemos ar pueblo ¿tú qué va a jasé?

 

PERICO.- ¿Yo? ¡Acostarme!

 

NEMESIO.- ¿Y cómo vas a comé?

 

PERICO.- Abriendo y serrando la mandíbula; sistema resientemente descubierto por un tío mío.

 

NEMESIO.- Pos hases mu mal; porque el trebajo, Perico, es lo que jase a los hombres güeno.

 

Mensaje número 217: El trabajo es lo que hace a los hombres buenos; una máxima en la vida de Carlos Arniches. Todo este cuento está escrito con el fin de que entiendan desde los más pequeños hasta los más grandes estas enseñanzas.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 93

 

(Cuadro II, Escena II.)

 

NEMESIO.- ¿Y tú crees que sin asé na se pue vivir?

PERICO.- ¡Anda, ya lo creo! Pregúntaselo a Silvela y verás.

Mensaje número 218: El Arniches político ha vuelto. Silvela fue un político conservador Presidente del Consejo de Ministros en 1903. Moriría en 1905. (99). Aquí lo tacha de vago.

 

Nemesio le explica que él quiere trabajar la tierra, formar una familia y llegar al cielo con los deberes hechos. Perico vendería su alma por una varita mágica que le hiciera todo poderoso, rico, y vivir sin trabajar… En esto sale una bruja de la espesura con un estruendo infernal: es la Diosa de la Pereza, dueña del reino de Gandulópolis. Le concede el deseo de ser rey a cambio de su alma y él accede.

 

La bruja le da tres talismanes para sus objetivos: un gorro que cada vez que lo tenga puesto, las mujeres le amarán sin freno; un collar para poder ser invisible; y por último un cinturón que impedirá que le hagan ningún mal.

 

Nemesio abandona la escena en busca de un azadón y Perico se va con la bruja que se ha convertido en una bellísima mujer. Y con esto se produce la mutación al cuadro siguiente.

 

El tercer cuadro nos muestra los jardines de un bello palacio. Es de día. Sale un Coro de Gandules que conspiran contra el rey Perico Primero.

 

En la segunda escena le explican el funcionamiento del gobierno.

 

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 94

 

(Cuadro III, Escena II.)

 

GANDUL 1º.- Sí, señor. Pero aquí los ministros no se llaman ministros como en vuestro país. Aquí se llaman gandules.

 

PERICO.- Y ayí también; sino que ayí, ¿sabe oste?, se lo llamamos en privao.

 

Mensaje número 219: Segunda apreciación política de Arniches en la obra. Nuevamente se queja de la poca actividad de los ministros del gobierno.

 

Le comienzan a leer los artículos de la Constitución los Gandules de Hacienda, Administración y Marina. Perico ha tenido una idea… pero vaga. Ha decidido que para que el reino de Gandulópolis tenga más recursos económicos va bajar el sueldo de los Gandules, que está en seis mil duros mensuales (30.000 pts.= 120.000€) y coche, y lo bajará a 14 reales (14 €) y bici.

 

Naturalmente la medida ha sentado muy mal en el Partido Tumbo – Bartolista y preparan una conspiración.

 

En la cuarta escena llega Odalia y el Coro del Harén. Perico se pone a galantear con ella con el gorro puesto y Odalia no tiene escapatoria. Pero, pronto, llega el Gandul primero y le reprocha que esté cortejándola, ya que eso va contra la constitución del vago que le han leído antes. También le avisa de que va a empezar la recepción que le ha preparado Wladimirona (Una vieja feísima.)

 

Llega el chambelán, encargado de su habitación. Perico quiere pactar con él que deje entrar en su habitación a las mujeres del harén. Cuando entra el chambelán le reconoce: ¡es su amigo Restituto, estaban juntos en el cuartel!

 

Tras un reencuentro feliz, en un alarde de confianza, Perico le muestra los poderes de los tres talismanes. Cuando se va a la fiesta, Restituto solo piensa en arrebatárselos y destronarle.

 

Para conseguirlo, habla con el Gandul 1º y les previene que el Rey ha decidido fusilar a todos los Gandules del Gobierno, -“¡Eso no puede ser!”- replica, y se va a prepararlo todo para derrocarlo y convertir en Rey a Restituto.

 

El plan es que Restituto cambie los talismanes por copias sin que se entere Perico.

En la escena once actúa el Coro de Solteras. Son ocho, y forman letras y frases por medio de sus abanicos y sombrillas.

 

Cuando llega algún pretendiente que no les gusta, forman la palabra: T U N A N T E S.

 

Cuando la conservación está muy subida de tono, forman la frase con unas sombrillas:

Q U E C A L O R.

 

Cuando quieren avisar a los pretendientes de que ellas están disponibles, le dan la vuelta a los abanicos y pone: S O L T E R A S.

 

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 96

 

(Cuadro III, Escena XI.)

 

“Con ocho letras tan rebonitas

se entienden siempre las solteritas.

Con ocho letras, sobran, señor,

sobran palabras para el amor.”

 

Cuando marcha el coro, Odalia le declara su amor, pero no por el gorro ni por su poder o dinero, sino por un afecto sencillo y puro. Le descubre que hay una conspiración y que debe marcharse. El decide ponerse el collar de la invisibilidad (ya le han dado el cambiazo por uno falso.), y así escuchar la conversación de sus gandules sin ser “visto”.

 

Los Gandules están reunidos y ven llegar al Rey con el collar falso; hacen como que no le ven y aprovechan para darle bastonazos “de forma casual” mientras gesticulan. Perico exclama: “¡Cuerno! Yo estoy en que no me ven; ¡pero me vislumbran!”

 

Odalia le convence de que su mejor amigo le ha traicionado y que debe huir.

 

(Cuadro III, Escena XV.)

 

PERICO.- ¡Sí! ¡Vamos! ¡Se acabó el reinado! ¡Pero aguarda! (Se detiene y se quita la corona.) ¡Adiós coronita! ¡Maldita sea un chirimbolo que jase tan desgrasiao ar que lo desea! (La tira.) ¡Palgato!

 

Mensaje número 220: Arniches ha descrito en un cuento todos los problemas del poder: ambición, traición, conspiración y pérdida de decisión del gobernante. Las acciones emprendidas pueden ser censuradas y vueltas en contra de uno mismo. “Maldito sea el poder que hace desgraciado al que lo posee”.

 

Tras la mutación el cuarto cuadro nos muestra de nuevo la carretera con la fuente, el castaño y las vistas pintorescas del fondo.

 

Tenemos un sol radiante. Nemesio llega por un lado con un azadón. Perico, corriendo y sudando, viene por el otro. Se abrazan y le cuenta que ha estado dos años recluido en un castillo y que se acaba de escapar.

 

(Cuadro IV, Escena I.)

 

NEMESIO.- ¡No hay más talismán, Perico, que éste (Por el azadón.), que es el más barato…!

 

Mensaje número 221: El final de la obra le está indicando que el único talismán que hay en la vida es el trabajo.

 

NEMESIO.- ¿Ves tú lo poco que soy? Pues con lo poco que vargo, por ningún rey de camama, créeme a mí, que no me cambio. ¡Esta es la felisidá!

 

PERICO.- ¡Tienes más razón que er gayo! ¡Si es un burro el que trabaja, bendito sea er trabajo! ¡Y yo prefiero dende hoy hacer el burro que el vago!

 

NEMESIO.- ¡Toma el talismán Perico! (Le da el azadón.)

 

PERICO.- ¡Venga el asadón… y andando! (Vanse por la derecha y mutación.)

 

El quinto y último cuadro nos devuelve a la escena de la casa de labranza castellana con la abuela rodeada de nietos escuchando su cuento.

 

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 97.

 

(Cuadro V, Escena I.)

 

ABUELA.-          Así, Perico Galbana,

harto ya de desengaños,

dijo a Nemesio Ciruela

el azadón empuñando.

No olvidéis la moraleja.

Y… colorín, colorao…

y a la camita que es tarde,

que este cuento se ha acabao.

 

Los niños gritan lo bonito que ha sido el cuento y se baja el telón y finaliza la obra.

 

MENSAJES DE ARNICHES

 

MENSAJE NÚMERO 217: El trabajo es lo que hace a los hombres buenos; una máxima en la vida de Carlos Arniches. Todo este cuento está escrito con el fin de que entiendan desde los más pequeños hasta los más grandes estas enseñanzas.

 

MENSAJE NÚMERO 218: El Arniches político ha vuelto. Silvela fue un político conservador Presidente del Consejo de Ministros en 1903. Moriría en 1905. (99) Aquí lo tacha de vago.

 

MENSAJE NÚMERO 219: Segunda apreciación política de Arniches en la obra. Nuevamente se queja de la poca actividad de los ministros del gobierno.

 

MENSAJE NÚMERO 220: Arniches ha descrito en un cuento todos los problemas del poder: ambición, traición, conspiración y pérdida de decisión del gobernante. Las acciones emprendidas pueden ser censuradas y vueltas en contra de uno mismo. “Maldito sea el poder que hace desgraciado al que lo posee”.

 

MENSAJE NÚMERO 221: El final de la obra le está indicando que el único talismán que hay en la vida es el trabajo.

 

 

Ahora lo podemos escuchar en esta grabación:

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=O4hxh_unnZ0