www.callejeartemadrid.com

 

Tras el éxito de la publicación de El cuaderno de lectura, de la reconciliación con la familia Otero, que le invitó a convivir con ellos en la Puerta de Toledo, de escuchar el habla de Madrid por primera vez y de cobrar las 5.000 pts (21.900 €), Carlos, disfruta de una tertulia en el Café Levante junto a sus amigos alicantinos. Tenemos que imaginarnos una divertida charla en valenciano, todos de la misma zona y con las mismas inquietudes, siempre el mismo tema: cómo ganarse la vida en el mundo literario de Madrid.

Gonzalo Cantó. www.wikipedia.org

En esto que llega un furioso Gonzalo Cantó (1859- 1931), poeta de Alcoi (Alicante) y 7 años mayor que Carlos. El teatro Eslava acababa de rechazar su obra. La deja con rabia sobre la mesa y la coge Carlos. En silencio, mientras seguían los gritos e insultos de Gonzalo Cantó contra todos los elementos divinos y humanos que le impedían llegar al éxito, Carlos se leyó la obrita, le miró y temiéndose la peor reacción, le dijo que él se ofrecía para retocarla.

 Gonzalo le miró sorprendido y aceptó la oferta. Comenzaron a finales de de 1887 y la estrenaron el 9 de febrero de 1888 en el teatro Eslava. Y así nació Casa Editorial y lo que es más importante, aquí arranca toda la trayectoria de un gran dramaturgo, aunque él aún no lo sabía.

La obra cuenta con unos actores autobiográficos: Fernández (novelista) y Gómez (dramaturgo y poeta). Además un inglés, Mr. Kramell, desea comprar a un editor, Justo Dogal, toda la producción española de literatura y música que pueda ofrecerle. Entonces viene la genialidad: ¿qué mejor manera de representar a la Poesía, la Zarzuela, la Novela… que dándoles un papel a cada uno?

Hemos comentado que Fernández es un novelista, y los biógrafos de Carlos Arniches atribuyen a este personaje muchos datos de la vida del propio Carlos. Fernández ha escrito su mejor novela que ha titulado El grito en el cielo. No consigue que el editor la publique y se queja amargamente de ello como vamos a ver a continuación.

 

(Acto I, Cuadro I, Escena I)

Cantado.

FERNÁNDEZ.-

Yo soy un novelista

que no tiene rival,

el talento me sobra

y espero con mi obra

el día de mañana

ganar un dineral.

Yo duermo en el Prado,

vivo en la taberna

y estoy dedicado

a escribir novelas;

si renombre y fama

no llego a obtener

el grito en el cielo

tengo que poner.

 

Es muy emocionante, presenciar este punto de la carrera de Carlos Arniches, en el que para nada consideraba que el teatro fuese a ser su camino en el futuro.

Cuando llega Mr. Kramell a la editorial le presentan a las bibliotecas Demi-monde y Mística, cada una con su repertorio. Éstas están representadas por dos coros que se interpelan de forma muy graciosa.

La Novela Española hace un monólogo en el que introduce ¡el título de 30 obras! Lo mismo ocurre con el monólogo de la Poesía con 13 obras y la Poesía Dramática con otras 21.

(Acto I, Cuadro II, Escena VII)

POESÍA.-

¡Plácidas noches de estío!

¡Auras de aroma impregnadas!

¡Gayas flores escarchadas

por las perlas del rocío!

Cantores del bosque umbrío,

arroyos murmuradores,

que con mágicos rumores

vida del campo estáis siendo,

decid que vivo muriendo

el amor de mis amores.

 

Pero justo al llegar a la escena IX, nos encontramos con el primer personaje de Arniches que se expresa con el hablar del pueblo.

(Acto I, Cuadro II, Escena IX)

PAQUITA.- Mira, Casto, no me gustan las poesías. Cómprame ése que veo ahí, anda… Mira, Historia de Mariana. Ésa debe ser la historia de alguna aventurera y nos entretendrá.

CASTO.- ¡Ca, mujer!

 

Esto no se veía en el teatro, y Arniches lo introduce por primera vez. Iremos viendo en sucesivas obras este estilo tan personal que llegó a ser imitado por el pueblo.

Cuando le toca el turno a La Zarzuela en su apogeo, Arniches aprovecha a nombrar a todos sus amigos, otra de las características de sus obras: nombrar a gente de la más rabiosa actualidad.

(Acto I, Cuadro II, Escena XII)

Cantado.

ZARZUELA APOGEO.-

Soy la Zarzuela,

mi rostro de cielo

agostó el dolor;

que hasta hoy en nadie

por ser este suelo

hallé protección.

Soy la Zarzuela,

mi estilo es alegre,

mi gusto es cantar,

que hay en mi escuela

de aires nacionales

mucho que estudiar.

Hijos de Euterpe,

venid a mí,

¿qué hace Barbieri?

¿qué hace Chapí?

de Caballero,

Marqués, Bretón

y Arrieta, quiero

la inspiración.

Aquí están la mayor parte de estos personajes que nombra en la canción.

Euterpe musa de la música. www.wikipedia.org

Francisco Asenjo Barbieri. www.wikipedia.org

Ruperto Chapí. www.wikipedia.org

Manuel Fernández Caballero. www.wikipedia.org

Jose María Marqués. www.wikipedia.org

Emilio Arrieta. www.wikipedia.org

Este podría ser el primer mensaje de Arniches en sus obras: la amarga queja del abandono de la Zarzuela que necesita de todas las mentes creadoras del país.

 (Acto I, Cuadro II, Escena XII)

ZARZUELA APOGEO.-    ¡Y desgraciada! ¿Linda soy? No sé; pero española sí, de pura sangre. Sobre el pedazo de tierra más tapizado de flores y bajo el espacio más azul de los cielos, he nacido. Las gitanas me enseñaron a suspirar de los rincones de Andalucía; lloro como la gaita que se queja en los valles tristes de Galicia; danzo con las sardanas que resuenan en los montes catalanes, y el entusiasmo patrio sale de mis labios a los acordes de la jota de los aragoneses. Con todos estos tesoros me aderecé estas joyas olvidadas que muchos desprecian. ¡Triste de mí! Moriré de pena, pero mi último lamento lo exhalaré como el cine: cantando.

(Acto I, Cuadro II, Escena XII)

ZARZUELA APOGEO.- ¿Y entonces?

JUSTO.- Entonces, mira a tu fin posible: ¡La ópera española!

 

Aquí encontramos el segundo mensaje: la evolución natural de la Zarzuela tiene que ser hacia la ópera española según Arniches.

 La obra termina con un tercer cuadro llamado Apoteosis en el que cantan los coros que habían aparecido previamente cantando:

 

Gloria a Valera,

gloria a Alarcón,

gloria a Pereda,

gloria a Galdós,

Barbieri, Arrieta.

Chapí, Marqués,

gloria a Zorrilla,

Cano y Sellés,

Campoamor, Arce,

Echegaray,

que para todos

laureles hay.

RESUMEN DE LOS MENSAJES DE ARNICHES

 

MENSAJE NÚMERO 1: la amarga queja del abandono de la Zarzuela que necesita de todas las mentes creadoras del país.

 

MENSAJE NÚMERO 2: la evolución natural de la Zarzuela tiene que ser hacia la ópera española según Arniches.

 

Esta obra fue dedicada a Ramón de Arriaga, empresario del teatro Eslava, con las siguientes palabras:

Hemos oído el aplauso entusiasta de un público benévolo, hemos leído los cariñosos y lisonjeros elogios que nos dedica la prensa toda; hemos saboreado la satisfacción del triunfo; dicen que de todo esto tiene la culpa nuestra mezquina inteligencia. No es verdad, aun cuando lo fuera. Tiene usted la culpa.

Usted sabe que el primer triunfo no se olvida; que recordaremos siempre su bondad, es pues, indudable.

Reciba usted, señor Arriaga, esta obra que le dedicamos con el corazón. Los Autores.

Como se puede ver, la dedicatoria se realiza tras comprobar el éxito de la obra. Esto se convertirá en una constante en la vida de Arniches. También podemos apreciar que ya sí considera como el primer triunfo, es decir, que podía esperar que fuesen viniendo más obras y más éxitos.

Gonzalo Cantó y Carlos Arniches no se duermen en los laureles y ya están preparando la segunda obra, pero nosotros la conoceremos la semana próxima.