LA SUERTE LOCA

O

EL CASTIGO POR LA AMBICIÓN

www.todocoleccion.net

Nueva obra de su Etapa Moralizante, de nuevo junto a Enrique García Álvarez y con música de los maestros Valverde y Serrano.

Estrenan el día 19 de Junio de 1907. Tenemos ante nosotros un nuevo episodio la Familia Tipo de Arniches.

FAMILIA TIPO DE ARNICHES EPISODIO NÚMERO 13

Aquí están la mar de bien nuestros cuatro protagonistas, don Próspero y Engracia, su hija Paca y su novio Liborio. En el primer cuadro vemos la sombrerería a la que llega una clienta, doña Carmela viuda de Díez Agarra, que viene a comprar un sombrero para su sobrino, “que tiene una cabeza horrible” en palabras de Arniches.

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 128

(Cuadro I, Escena I.)

PRÓSPERO.- (A doña Carmela.) Pues lo siento mucho, señora, (Limpiándose el sudor.) pero no los tenemos para estas capacidades. No podemos servirla, es un perimetrito impropio de un niño. ¡Hay que verla!
CARMELA.- ¡Caramba!… ¿Y qué le pondría yo?

PRÓSPERO.- Póngale usted un toldo. Digo, una gorra, una gorrita. Ahí, en casa de Mateo Ruiz las tiene usted baratas.

CARMELA.- ¿Y tendrán de su medida?

PRÓSPERO.- ¡Ah, sí, desde luego! ¡Hacen hasta fundas para organillo!

El novio de Paca, Liborio, es considerado un vago y un mal partido para ella por parte de Próspero y Engracia. Le han buscado un partido mucho mejor: Valentín el chófer. Dicen de él, que es joven, guapo, con empleo estable, habla idiomas y tiene ahorrado 36.000 pesetas (144.000 €). ¡Lo malo es que no le gusta a Paca!

Dice Liborio, que su padrino en Sudamérica, don Lucas Gabilondo, tiene una fortuna y que se la dará en herencia. Vive en la República de Paramí. Así que le han dicho que se vaya a Barcelona y que viaje a ver a su padrino, a ver con cuánto dinero vuelve. Él está desesperado. No quiere abandonar a Paca. No quiere viajar, y ha decidido que no merece la pena vivir sin Paca y se va a suicidar con un revólver.

Ahora mismo está encerrado en un cuarto de la sombrerería con Paca, Engracia y un tío suyo, Sindulfo, que le piden que por favor no se suicide. Él está emperrado en que sí. Saca el revólver y todos corren a esconderse detrás de las cajas de sombreros de la tienda.

CHISTES DE ARNICHES NÚMERO 129

(Cuadro I, Escena III.)

LIBORIO.- ¡Por última vez!… ¿Me se deja que tenga relaciones con la Paca, sí o no? (Pausa.) ¿Qué me se contesta? (Pausa. Más enfurecido.) ¿Me se contesta?

PRÓSPERO.- Sí

ENGRACIA.- No

LIBORIO.- ¿Qué?

PACA.- Sí, Liborio.

SINDULFO.- No, Liborio.

LIBORIO.- (Frenético.) Que me lo diga uno solo.

Cuando está a punto de pegarse un tiro, el tío Sindulfo da un salto y arrebata el arma a Liborio. Engracia aprovecha para echarle de la tienda a gorrazos.

(Cuadro I, Escena III.)

ENGRACIA.- Pero hija mía, si lo hacemos por tu bien. El que te conviene es Valentín el chófer; guapo, joven, con dinero…

PACA.- ¡Pero si no me gusta!… ¡Si es que huele a quinqué!

PRÓSPERO.- Ya te gustará; el cariño es cosa del tiempo.

https://es.wikipedia.org/wiki/De_Dion-Bouton#/media/Archivo:DeDionBouton

Mensaje número 293: “El cariño es cosa del tiempo”. Arniches no lo entiende así. Lo veremos en el transcurso de la obra.

Valentín se presenta en escena habiendo aparcado un coche del que Arniches da todo lujo de detalles: DION BOUTON de 90 caballos. A.J.M. 4 cilindros y 3 velocidades.

Todo son buenas palabras y le aseguran que Paca está completamente de acuerdo con casarse con él. Valentín les asegura que tiene ahorrado 36.000 francos. ¡Qué más quieren! Para celebrarlo sale a comprar unos pasteles al tiempo que llega el tío Sindulfo con una carta recibida de Sudamérica en la que anuncian a Liborio como único heredero de su padrino, Lucas Gabilondo, recientemente fallecido. La fortuna asciende a 2 millones de pesos.

Empiezan a gritarse unos a otros por haber expulsado a Liborio. No saben cómo recomponer la relación entre los dos jóvenes…

HISTORIAS DE ARNICHES NÚMERO 70

(Cuadro I, Escena VII.)

PRÓSPERO.- Veréis. Esta tarde, en el correo, nos vamos los tres a Barcelona.

PACA Y ENGRACIA.- ¿Y qué?

PRÓSPERO.- Llegamos, se averigua dónde para, te presentas tú sola y le dices que no podías vivir sin él y que te has escapado.

PACA Y ENGRACIA.- ¡Eso, eso!

PRÓSPERO.- A los dos minutos caemos nosotros de improviso, y recriminaciones, lágrimas, yo te maldigo, tú te arrodillas, tu madre pierde su meaja de conocimiento y besos, abrazos, tila, reconciliación, éter, os perdonamos y arreglao todo.

Descubrimos en esta Historia número 72, el futuro parlamento que se dará en La señorita de Trevélez, cuando Tito Guiloya explica su plan para deshacer el entuerto creado. El estilo del gran dramaturgo se va acercando a su cima. Aún faltan diez años. Esperaremos..

Cuando ya lo tenían todo arreglado y se van a marchar para coger el tren a Barcelona, se presenta Valentín con las compras de obsequio. Se quedan de piedra. Valentín mete los pasteles y demás en el cuarto de atrás y Engracia y Próspero discuten cómo decírselo. No se atreven.

Finalmente se lo sueltan, – que la niña está enamorada de otro – le explican. Él se enfada momentáneamente, arrampla para él unos cuantos pasteles y se va, pensando en cómo vengarse.

(Cuadro I, Escena IX.)

PRÓSPERO.- ¡Es mi suerte!… ¡La suerte loca!… ¡Que todo me sale bien!

Paca está encantada, ellos sueñan con ser ricos y de repente llegan un inspector y dos guardias junto a Valentín. Éste les ha denunciado por manejar dinero falso y se los llevan detenidos a comisaría.

Se monta una buena pelea, gritos, tirones de pelos, palos, esposas y… Mutación.

El segundo cuadro nos presenta la popa de un gran trasatlántico con cuatro mirillas en las que están los componentes de la “familia tipo” de Arniches.

Está amaneciendo. Cantan los marineros. Saltan los peces y disfrutan de lo felices que serán en la República de Paramí.

Próspero no sabe si lo que ha saltado es una merluza. Engracia le responde que la única merluza que conoce es la que se cogió en la calle de la Comadre.

www.wikipedia.org

POEMAS DE ARNICHES NÚMERO 125

(Cuadro II, Escena I.)

Cantan todos felices:

Al ver en la inmensa llanura del mar,
las aves marinas con rumbo hacia acá,
siguiendo envidioso su vuelo fugaz.
suspiros del alma.

Suena la campana del rancho y se van todos a comer. Mutación.

Echamos de menos en este cuadro una alusión a la comisaría y a la salida de ella para coger el tren hacia Barcelona. Incluso también se esperaba alguna frase de Liborio demostrando su, cuando menos sorpresa, por la presencia de la familia entera en Barcelona y su repentino cambio de opinión. En fin, es posible que esto fuese un disgusto para Carlos Arniches y que fuese la primera razón de abandonar su colaboración con Enrique García Álvarez como veremos más adelante.

El tercer cuadro, también excesivo para el estilo de Arniches, transcurre en Sudamérica. Se ve un par de chozas indígenas, un poblado a lo lejos, unas ruinas de un fuerte y un pueblo a lo lejos.

Tenemos a tres soldados haciendo guardia y hablando en sudamericano entre ellos. Cuando sale Próspero vestido de comandante de la guerrilla se ponen firmes y saludan.

Próspero se queda solo en la escena y explica que al aterrizar fueron capturados por los rebeldes adeptos al General Chito-Redondo y su mujer Delfita. Éstos se habían levantado en contra del presidente Martínez. Estaban a punto de firmar la paz. Liborio era corneta y Paca y Engracia se adiestraban para el uso del machete.

Entra en escena un soldado catalán, Magín Furcadelles, también reclutado a la fuerza cuando estaba en el país por motivos de trabajo. Se dedica a la cría de Loros.

Se dan varios números musicales de celebración de la paz como “Bailando el Asuquiquí”.

Ya estaban preparando su vuelta a Barcelona cuando el General le revela a Próspero que todo era mentira, no habrá paz.

Antes que dejarse capturar han decidido suicidarse todos, así que le da un arma para que mate a Engracia y a Paca.

Próspero no se atreve. Le pide a Liborio que les mate él a toda la familia, “pero cuando estén distraídos”.

Total, que Liborio tampoco puede. Próspero decide ligar con Delfita y que sea el General el que le mate debido a los celos.

El General está a punto de matarle cuando llega Furcadelles anunciando la retirada de las tropas de Martínez. Él solito lo ha conseguido gracias a sus loros. El enemigo empezó a escuchar demasiadas voces y creyendo que el número de enemigos era mayor, se dio a la fuga.

De nuevo todos felices deciden ir a Taguatinga para recoger la herencia de Liborio. Furcadelles les comunica que conocía a Lucas Gabilondo y sus tierras, y que todo había sido confiscado por la guerrilla. En medio de la decepción destacan las palabras de Próspero quitando la culpa al General.

(Cuadro III, Escena XV.)

PRÓSPERO.- Pero no, no tiene él la culpa; no llorar. Hemos sido nosotros. Nuestra ambición.

Y ya sin nada quedamos
al fin de la jornada
solo falta que tengamos
la suerte de una palmada.

Fin del pasatiempo.

MENSAJES DE ARNICHES

MENSAJE NÚMERO 293: “El cariño es cosa del tiempo”. Arniches no lo entiende así. Lo veremos en el transcurso de la obra. Seguro.

MENSAJE NÚMERO 294: Nuevamente Arniches señala la ambición como el origen de muchos de los males de la sociedad, sobre todo en el tema de los matrimonios convenidos de su época. No se buscaba la felicidad amorosa de las hijas sino el bienestar económico: el cariño no es cosa del tiempo.

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail