MUNDO, DEMONIO Y HUESOS

 

 

 

Obra conseguida gracias a La Fundación Mediterráneo. La Llum.  Sería su obra en solitario número 132. Etapa de Crítica Social. Es un boceto de una Comedia en 3 actos.

 

COMEDIA EN TRES ACTOS, ORIGINAL

 

PLAN DE LA OBRA.

 

              Hilaria (hija), Hipólita (hija)  y Tomasa, madre y dos hijas. El padre se llama “Don Cero”. A Hilaria le llaman Hilita, a Hipólita le llamaban Hipo, pero lo consideraron cursi, y por no llamarla Hipo, la llaman Gluk. A la madre, en vez de Tomasa, Hilaria la llama Tomy Hillera.

              Tino Salazar, Marqués de Prado Lacio, es un aristócrata que se ha casado con Hilaria, por el dinero y porque le gusta, pero le revienta la familia de nuevos ricos, y los pone en evidencia cuando puede. Don Cero es fabricante de chocolates y pastas para sopas “El Fideo Fino”.

 

              Dory Evans. Norteamericana. Elegante, lista, refinada, viciosa, casada con un hombre de mundo bastante mayor que ella, Nilo Parker.

 

              Juanito Escalona. Un vividor que tiene trucos para conseguir mujeres y sacarlas los cuartos. Ahora se trae el de hacerles el amor a todas las que se ponen a plan de adelgazar, porque dice que  empiezan a debilitarse, pierden energía y además les suelen dar desvanecimientos muy aprovechables.

 

              Cuquita Cara Oblea. Amiga de Hilita. Le va a anular al papá el matrimonio. Todos le preguntan, -¿Te lo anula?-

 

              Dolores.- Doncella. Confidente de la madre.

              Inés.- Doncella. Confidente del padre.

              Rutilia.- Masajista. Cuentera de chismes de sociedad. Sobre todo lo que pasa.

 

PLAN DEL ACTO 1º

 

GABINETE DE CASA DE HILITA.

 

ESCENA 1- Tomy y Gluk. Confidencia con Dolores la doncella. Les cuenta lo que sufre Hilita: celos, afán de engordar, etc. etc.… Sufre porque el señorito le da mala vida. Aquella noche aún no ha ido a casa. Tiene celos y no se atreve a manifestarlos. Le ha dicho su amiga la señorita Dory, que es cursi. Dice la doncella que está en el baño.

 

ESCENA 2.- Tomy y Gluk.- Se lamentan. “Ya decía yo que era mucho subir. ¡Eso de marquesa!… Nunca me gustó este hombre”. Hablan de su pasado reciente. “Si se hubiera casado con Ceferino, que le gustan gordas, y hoy ya es perito agrónomo, y te mide un prado que no se deja dos algarrobos fuera de la linde”.

 

ESCENA 3.- Sale la chica risueña. Le preguntan. Se encuentra muy feliz. “No mientas, lo sabemos todo”. Llora la chica. “¡Pégale, como yo hice con tu padre!” “Sí mamá, pero es que tú has tenido un carácter que a papá le llaman Don Cero”. Atribuye el desvío a lo gorda que está. Mientras está en escena hace gimnasia sueca. Coge pesas del suelo, etc. Llora haciendo flexiones. Cada vez que sale la doncella, ríe y se alegra. Cuando se va vuelve a llorar.

 

ESCENA 4.- Dichos y la masajista.- Chismes de sociedad. Medidas. Lo que va ganado; de cuando en cuando le dan mareos. Se desvanece. Plan de comidas. La madre dice cuando se marea la chica. “Nada, que con lenguados de canto no hay quien se alimente”.

 

ESCENA 5.- Viene Dory (fumando) y Tino, que la ha traído en su coche. “Venimos de tomar el vermut en Tincheska”.  “¿Y mi marido?”  “-En los ángeles- ¡pobrecito!…. con lo que le querrá a usted y en la luna, digo y tan lejos (La madre le dice a la hija –ten cuidado con esta mujer! -¡Mamá, sois de mal pensadas!… ¡Jesús con la gente antigua!-  Es que aunque acabara de nacer, esa señora me parecería una bribona”)

 

ESCENA 6ª.- Dory – Hilita.- Consejos.

 

ESCENA 7ª.- Hilita y Tino.- Acepta el plan.- Dory se queda a almorzar. Hilita va a vestirse.

 

ESCENA 8ª- Dory y Tino.- No se va a América con ella. Se va a Suecia con Ivonne Kafrakss. Dory dice “un veryone ¡Después que se lo he arreglado!…”

 

Conviene en este acto que salga Don Cero, tenga una confidencia con la doncella y buscar el final del acto.

Puede ser que Dory avise a Juanito Escalona, que está loco por Hilita, y que se dedica a las que se ponen a adelgazar, cosa que consterna a Tino, que ya no sabe si irse o no.

 

FRASES PARA DORY: Ustedes van con los maridos a todo. Los maridos son cansados. Si fueran con los maridos de otras…

Las otras serían las cansadas. Sigo fuera con su marido de usted. La segunda excursión iba usted con un choto.

 

ACTO 2º

 

              Hilita se ha quedado delgada, pero los disgustos que la da el marido que se ha ido a Rusia con una rusa, y se ha traído a España una española (intercambio) Una bailarina.

 

              Tino ha venido. Están pasando una luna de miel.  Ella está loca de felicidad, pero Tino, que ha cogido el truco, se va a los quince días… para prepararse otra luna de miel con la americana. La americana ha metido en casa de Hilaria a Juanito Escalona.

 

              A Hilita, que se ha quedado como un hilito, le dan mareos a cada 5 minutos y está en un estado de dejadez que no le importa nada. Proyecta un viaje con el americano. Se quiere ir a hacer un crucero con Juanito Escalona a los Santos lugares.

 

              La madre, indignada de toda aquella modernidad. Le pega una paliza a Juanito Escalona un día que lo coge aprovechándose de un desvanecimiento de su hija.

 

              Averigua a su vez que el marido está liado con la doncella… “¡Qué vulgaridad!”… Por el procedimiento de siempre: verse en un estudio y que ella estudie para aduanas. (¡Hombre, esto es nuevo!)

 

              La madre dice:

                            -El sentido común no me lo hace a mí viejo ni Matusalén. Es viejo, ya lo sé, como que la primera que lo dijo fue Eva. Pero es de ayer, de hoy y será de mañana y de todos los tiempos. Los hombres corren, vuelan, se meten mar adentro… hablan por el aire… pero la mujer que no tenga sentido común revienta como Isabel la Católica y es tonta, y se pone las faldas cortas y el pelo al rape y es tonta. Para querer no hay más que un procedimiento: no dejar vivir al hombre. Y esto no me lo varía a mí ni Edison.

 

              Arniches hace varias revisiones del plan. En una de ellas cambia los nombres: la pareja está formada por Tino Salazar y Nucha Gordon.

 

El diálogo de la masajista tomando medidas.

-Cuando la mide, cintura 69… “¡He bajado!” Ahora va a venir lo gordo. Mide más abajo: 87 –“¡He subido!” “¡Hija, pero que haré yo que ni me siento!”  Tobillo 19….  “¡Rutilia que la despido!” “Es una cifra que no se puede sostener” “A ver cómo estoy de tronco: 92… ¡Dios mío, pero si hace ocho días que no como más que fideos y uno detrás de otro! Hasta los lenguaos me los prensan… y de fruto tomo coco pulverizado, que asienta y no llena!” De peso estoy fatal, oscilo entre los setenta y cinco cuarenta y seis gramos… He aumentado en veinte y dos gramos… ¿por qué?… ¡Ah, sí, ya sé… el bombón que me comí anoche, que era de… tocino de cielo.

                            -Tome una píldora de hierro.

                            -Rutilia pero debo disminuir 648 gramos diarios y me faltan ocho… Rutilia que te despido…

                            -¡Cómo quemaré yo grasas!…

                            -Viendo a una chica muy delgadita. ¡ay, qué susto!… ¡ Pero si lleva el traje vacío!

                            -Conmigo, la delgadez chinchose. Mi menú: corteza de pan laminado.

                            -Ideas una detrás de otra.

                            -Lenguaos prensados. ¡Estoy media hora de pie después de comer y duermo la siesta en prensa moderna!…Cojo diez y nueve duros del suelo en perras chicas… ayer dejé ocho pesetas para los pobres, porque ya estaba rendida… ¡Ah, ay, ay…!

                            -¿Qué le pasa a usted?

                            -Que se me va todo… un ligero mareo… un desvanecimiento… nada…

                            -Nada, que con lenguados de canto no hay quien se alimente.

                            -Pierdo la noción de las cosas… pierdo el bolso si me da en la calle… se me va todo: ayer se me fue un pie y de poco me mato.

                            -Tomy Hillera: he logrado con cambiarme el nombre que me canten Tomy Hillera Tomy Hillera…

             

                            -¡Tengo un Tino!…

                            -Adams de Evans…

                            -Eso no es Americana, eso es lo de debajo…

                            -¿El forro?

                            -¡Sí, el forro!… Es una guayabera

                            -¿Una luna cada vez?

                            -Por lo visto quería dejarme en la luna de Valencia

 

                            -¡Como haga este negocio nos redondeamos!

                            -¡Ay, no, yo no,  por Dios!

 

                            -He reñido con la de Gordon, porque al vernos juntas nos llamaban las Gordonas

 

                            -Dory Evans le dice que quiere hermanado a su marido, que no sabe administrarse el cariño; que a los hombres hay que quererlos con administración. A los tontos, con que les rebajes el 7 por ciento de lo que les quieres, ya es un buen interés; a los fatuos el 60%… a los tenorios el 100%… y a los infelices… a la par.

 

                            -No, si no ha venido. Hace dos noches que no viene… desde que debutó en el cabaret Rucibanila, la bailarina rusa esa, que dicen que es una ballena. La Eskafsss… que tiene un nombre que parece que es un estornudo…A mi me la nombran siempre y digo ¡Jesús!

 

                            -Mi marido, tonta. Me ha dado por querer a mi marido.

                            -Yo tengo unos celos horribles, pero dicen que es cursi, y claro, me los tengo que tragar…

                            -¿Y cómo te engordan los celos?

                            -¡Porque es muy gordo lo que me hace!…

 

Arniches vuelve a escribir el plan de las escenas que no varía sustancialmente y no contamos con nada más.

 

MENSAJE DE ARNICHES

 

MENSAJE NÚMERO 1245: Brillante como siempre, Arniches es capaz de demostrarnos el infierno por el que pasan las personas que buscan adelgazar su peso sin conseguirlo. Todo impuesto por normas de la sociedad. Es una crítica social.

 

MENSAJE NÚMERO 1246: La medicina del momento está retratada en estas pinceladas: hacen medidas corporales; pesan gramos al día que debe bajar el paciente; pesan los gramos de los platos; eliminan alimentos; tienen mareos; toman pastillas de hierro…

 

MENSAJE NÚMERO 1247: Introduce Arniches la actividad física en la pérdida de peso, lo cual es algo digno a tener en cuenta.

 

MENSAJE NÚMERO 1248: Queda clara la falta de amor en los matrimonios por conveniencia y la ansiedad para gustar a esa pareja que ya está alejada. Se comienza entonces una lucha por buscar un cuerpo delgado que nunca se tuvo. Seguimos en la crítica a las normas sociales.

 

MENSAJE NÚMERO 1249: Una vez que se ha quedado delgada, la esposa que buscaba el amor de su marido, no lo consigue, y éste sigue viajando sin ella, y andando con otras mujeres. La pérdida de peso no va solucionar la ausencia de amor. La norma de la sociedad es agua de borrajas. La única norma que se debe seguir es la del corazón.